Ocho detenidos por la muerte de un menor hallado en el río Henares

La madre agradece la resolución del caso: "Es la única satisfacción que tengo"

Carmen siempre ha pensado que su hijo fue asesinado, y no que murió accidentalmente cayéndose al río

En libertad los tres detenidos por la muerte del menor hallado en río Henares

madrid

| 16.10.2015 - Actualizado: 15:46 h
REDACCIÓN

La Policía Nacional ha detenido a ocho personas, tres de ellas menores de edad, por su supuesta implicación en la muerte de Richard Ángel de 17 años, cuyo cadáver fue hallado el 20 de febrero en el río Henares a su paso por Alcalá. Cinco han sido arrestados como presuntos coautores y los otros tres como supuestos encubridores. Los ocho detenidos han sido puestos algunos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Alcalá de Henares, cuya titular ha decretado la puesta en libertad con cargos de tres de las personas mayores de edad detenidas.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han informado de que la magistrada, en funciones de guardia, ha impuesto a los tres mayores de edad puestos en libertad hoy la medida cautelar de acudir al juzgado los días 1 y 15 de cada mes, pero ante el Número 2 de Alcalá, que es el que instruye la causa.

La jueza acusa a Miguel Ángel P. S. y David D. R. de un delito de homicidio, mientras que Raquel G. G. se enfrenta a un delito de encubrimiento. Según las fuentes, los tres han mantenido ante la magistrada la misma versión de los hechos que han ofrecido durante la investigación de la causa.

Los otros dos mayores de edad pasaron este jueves ante la Fiscalía de Menores, ya que cuando ocurrieron los hechos no habían alcanzado la mayoría de edad, y también quedaron a disposición del fiscal los tres arrestados que siguen siendo menores.

Richard Ángel desapareció en Alcalá la madrugada del 1 de febrero en las inmediaciones de la discoteca Decano, ubicada a escasos metros del caudal del río Henares. Vivía con su padre en la cercana localidad de Meco y salió con unos amigos a celebrar un cumpleaños la noche del viernes 31 de enero.

Ya en la madrugada del día 1, según relataron sus amigos a su familia, había bebido y golpeó sin querer a una chica, lo que motivó que el novio de ésta y unos amigos comenzaran a pelearse con él y le golpearan. Entonces sus amigos intervinieron en su defensa, después de lo cual el joven se fue solo de la discoteca y no le volvieron a ver.

La familia denunció la desaparición al día siguiente y desde entonces se le buscó por diferentes lugares, aunque fundamentalmente por el cauce del río.

Tras veinte días desaparecido, el cadáver de Richard Ánge fue encontrado por un pescador en el río, a la altura de la calle de Entrepeñas de Alcalá de Henares, sobre las 16:30 horas, y desde el primer momento la Policía Nacional sospechó que podía tratarse del joven, tanto por la zona donde fue hallado como por la ropa que llevaba puesta.

LA MADRE AGRADECIDA A LA POLICÍA POR LA RESOLUCIÓN DEL CASO

Carmen Rainero, la madre de Richard Angel, el joven de 17 años que supuestamente fue arrojado el 31 de enero al río Henares tras recibir una paliza por parte un grupo de chavales ha felicitado a la Policía Nacional el trabajo desarrollado hasta dar con supuestos autores del homicidio.

Carmen se ha mostrado "muy agradecida" con la profesionalidad de Carlos y Iván, dos agentes que han estado investigando el caso desde el principio "y que han dedicado hasta su tiempo libre en resolverlo".

La madre de 'Richi' ha señalado que ella siempre ha pensado que su hijo fue asesinado, y no que murió accidentalmente cayéndose al río como en principio se apuntó. Y es que, tal y como comentaron entonces algunos testigos, el chico desapareció después de una pequeña disputa que comenzó en una discoteca por una chica.

La chica avisó a su novio y varios salieron de la discoteca y allí le empujaron, pero nada más se supo. Algunas personas dijeron que Richard Angel se dirigió después hacia el lado del río, otros que hacia el lado contrario, pero que no estaba en mal estado.

Ahora, las pesquisas policiales apuntan a que cinco de los detenidos le pegaron y le tiraron al río "ya inconsciente y sin posibilidad de defenderse", ha recalcado Carmen, por lo que señala que "se trata claramente de un asesinato". Otras tres personas han sido detenidos por omisión del deber de socorro y encumbrimiento.

Del total de detenidos, cinco son menores de edad, algo que a la medre le parece "tremendo e inhumano", teniendo en cuanta además que su hijo "era un buen chico y pura alegría". Carmen espera que ahora, casi ocho meses de la desaparición y posterior hallazgo del cadáver de Richard se haga Justicia. "Yo creo que sí, es la única satisfacción que tengo", ha concluido.