Ocho años de cárcel para cinco dominicanos por agresión a policías en Tetuán

Dos de los siete acusados han salido absueltos

Audiencia Provincial

madrid

| 07.02.2018 - 18:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a un total de ocho años de cárcel a cinco dominicanos por agredir a unos diez agentes de Policía Municipal --fuera de servicio-- y Policía Nacional durante una batalla campal ocurrida en el distrito madrileño de Tetuán el 6 de marzo de 2016. Así se recoge en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, y que absuelve a dos de los siete dominicanos que estaban acusados de participar en estos disturbios, iniciada cuando varios agentes municipales fuera de servicio cenaban en un restaurante del distrito.

Al salir del local, uno de ellos se dirigió a su vehículo, en el que algunos de los condenados estaban sentados en el capó con vasos y botellas. Cuando el policía les pidió que dejaran libre el coche para poder marcharse, Delvys Manuel N.A., el principal acusado, "se pudo violento" y se encaró diciéndole que se lo pidiera "por favor", al tiempo que le daba un puñetazo en la cara.

El agente pidió auxilio "a gritos" a sus compañeros mientras que el dominicano le propinaba un botellazo y el resto del grupo comenzaba a darle puñetazos y patadas. A la petición de auxilio respondió un compañero que se acercó al lugar del altercado identificándose "a viva voz" como policía. Sin embargo, no pudo exhibir su placa identificativa porque el grupo comenzó a golpearle de forma "indiscriminada".

Poco tiempo después se acercaron el resto de compañeros quienes, pese a identificarse como policías y a la voz de "alto policía", fueron recibidos con lanzamiento de objetos "contundentes". Dada la gravedad del altercado que se había producido en la vía pública se personaron en el lugar de los hechos varias patrullas tanto del Cuerpo Nacional de Policía como de la Policía Municipal, que también fueron recibidos con el lanzamiento de objetos.

OCHO AÑOS DE CARCEL EN TOTAL

Por todo lo relatado, Delvys Manuel N.A. ha sido condenado a tres años de cárcel por los delitos de desórdenes públicos, lesiones y atentado. Además, deberá afrontar una multa de 6 euros diarios durante un mes por seis delitos leves de lesiones. También deberá indemnizar con 9.150 euros a siete agentes de Policía Local y Nacional. De esto último precisamente estaba acusado el siguiente con mayor condena, Nolasco G.G., que deberá permanecer en prisión durante dos años y medio por desórdenes públicos y lesiones, así como indemnizar con 2.960 a tres oficiales.

Por su parte, la mujer acusada de lanzar un triciclo a un agente e intentar propinar un puñetazo a otro, Altagracia F.P., ha sido condenada a un año de prisión por los mismos delitos que Nolasco G.G., aunque también deberá abonar una multa de 6 euros diarios durante un mes por un delito leve de lesiones y una indemnización de 100 euros.

La hija de Altagracia y mujer de Delvys Manuel, Luz Arianny M.F., quien aprovechó las agresiones de su madre para agredir por la espalda a un policía local que trataba de separar a los intervinientes en la reyerta, también estará un año en prisión por dos delitos: desórdenes públicos y atentado contra la autoridad. Luz Arianny, al igual que su madre, deberá pagar 6 euros diarios durante un mes por tres delitos leves de lesiones. También ha de abonar 700 euros como indemnización.

El último de los condenados es Eurivis Uranel C.F., quien portaba un bate de béisbol y lanzó un casco, que acabó fracturado, a un agente aunque finalmente no le alcanzó. Sí rompió las llaves de una moto que se encontraban dentro del casco, por lo que tendrá que hacerse cargo de los daños, fijados en 1.818,93 euros, así como 1.950 en concepto de indemnización.

Dos de los siete dominicanos han salido absueltos. La primera, Erica M.F., hija de Altagracia, quien ha sido absuelta porque tiene una minusvalía psíquica del 65 por ciento. El médico forense señaló en el acto del plenario que este trastorno "disminuye severamente su capacidad para valorar lo que se estaba produciendo en el momento de la agresión".

El otro que ha quedado exento de responsabilidad penal es Fredy Javier G.C., ya que "no ha quedado acreditado suficientemente" que agrediera a alguno de los agentes.

En total, la Fiscalía Provincial de Madrid solicitaba penas que iban desde los 7 años y medio de prisión a los ocho meses para estos siete dominicanos, por los que las penas se han reducido finalmente a más de la mitad.