Nuevo sistema en la M-30 para mejorar la seguridad con coches inteligentes

El Ayuntamiento de Madrid iniciará próximamente el proyecto piloto

Tráfico en la M-30

madrid

| 24.08.2017 - 12:16 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Madrid iniciará próximamente un proyecto piloto para mejorar la gestión de la carretera de circunvalación M-30 que consistirá en que 120 vehículos con sensores circulen por esta vía de forma regular para mejorar la seguridad con información de atascos o accidentes.

PROYECTO SUBVENCIONADO POR LA COMUNIDAD EUROPEA

Según informa el Consistorio madrileño en un comunicado, se trata de un proyecto sobre sistemas inteligentes de transporte subvencionado por la Comunidad Europea en el que participan otras administraciones pero que liderará la empresa mixta Calle 30, que gestiona esta carretera y que está integrada por el Ayuntamiento de Madrid.

Este sistema tiene como objetivo mejorar la gestión del tráfico en esta vía y la seguridad.

Hasta 2020, circularán por la M-30 estos coches con sensores que facilitarán el intercambio instantáneo de información sobre la vía.

EN TOTAL 16 EMPRESAS COLABORARÁN EN EL PROYECTO

Diez vehículos de mantenimiento de Madrid Calle 30, de quince a veinte autobuses interurbanos, de quince a veinte vehículos industriales, y ochenta vehículos de empresas asociadas al proyecto formarán parte de ese grupo inicial al que se podrán incorporar más.

En total, catorce empresas socias y dos entidades colaboradoras participarán en este piloto, que procesará los datos desde los vehículos que circulen por las vías y túneles que conforman la M-30.

Por un lado, los vehículos equipados con dispositivos recogerán datos sobre el entorno: condiciones de la carretera, condiciones de conducción (por ejemplo, visibilidad, lluvia) o condiciones de tráfico como la contaminación.

La información de los sensores se procesará en línea y en tiempo real para generar conjuntos de datos, que se enviarán a unidades de gestión.

Estos datos se utilizarán para tomar decisiones de gestión de tráfico. Por ejemplo, en base a los datos obtenidos se podría recomendar a los coches que se aproximan al lugar de un accidente que tomen caminos alternativos o reduzcan la velocidad.

SU OBJETIVO ES LLEGAR A 2020

Dado que la información se procesa de manera casi inmediata, se podrán tomar otras decisiones como poner mensajes en los tableros electrónicos de carreteras o cerrar un acceso a una carretera, por ejemplo, según explica el Consistorio en su nota de prensa, que considera que "la gestión de la seguridad se verá altamente mejorada minimizando el impacto de cualquier incidente".

El proyecto piloto se desarrollará con un objetivo de continuidad, de manera que la gestión inteligente de información se prolongue y amplíe más allá de 2020.

Por ello también se acondicionará el centro de control de Madrid Calle 30 para adaptarlo al procesamiento de este tipo de datos.

El programa Connecting Europe Facility (CEF) ha seleccionado en esta edición la propuesta presentada por administraciones, sociedades y empresas españolas por iniciativa del Ministerio de Interior (DGT) y el de Fomento.

La Comisión Europea promueve desde 2014 el desarrollo de proyectos y actuaciones de despliegue relacionados tanto con Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS) tradicionales, como C-ITS (ITS colaborativo o conectado).