Nuevo golpe policial al clan de los "Fernández Fernández" en la Cañada Real

madrid

| 05.07.2013 - Actualizado: 17:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional han asestado un nuevo golpe al clan de los "Fernández Fernández" con la detención de siete de sus miembros, presuntamente dedicados al tráfico de estupefacientes en la Cañada Real madrileña. Los agentes irrumpieron en tres nuevas viviendas del clan, que contaban con grandes medidas de seguridad y que se encontraban situadas en la misma parcela ya desmantelada en el mes de abril de 2012.

Este grupo familiar ya había sido desarticulado hace poco más de un año, pero se había vuelto a reorganizar para continuar con sus actividades delictivas.Entonces fueron detenidas 19 personas y se incautaron 60.000 euros en efectivo, armas de fuego, vehículos de alta gama, joyas y sustancias estupefacientes.

REORGANIZACIÓN

Esta nueva investigación a este grupo de narcotraficantes comenzó a raíz de diversas informaciones que apuntaban a que el clan de los "Fernández Fernández" se había vuelto a organizar y continuaba con su actividad delictiva en la venta de droga en una parcela ubicada en la Cañada Real.

Los investigadores constataron que en dicha parcela, compuesta por tres viviendas con altas medidas de seguridad para evitar una intervención policial, se vendían diferentes sustancias estupefacientes. Cada uno de los miembros tenía una función bien diferenciada: mientras las mujeres, normalmente, eran las que dispensaban la droga en cada vivienda, los hombres realizaban las labores de vigilancia, dando "el agua" cuando observaban la presencia policial.

Los hombres además se encargaban de captar a los clientes y prestaban la seguridad de la parcela para evitar que otros clanes rivales se pudieran apoderar del terreno, así como de la droga. En el momento del registro de las viviendas, varios miembros del clan opusieron gran resistencia con el fin de tener tiempo para deshacerse de las sustancias estupefacientes y otras pruebas incriminatorias.

Se pudo observar como una mujer arrojaba por un desagüe una bolsa con estupefaciente, a la vez que una estufa funcionaba a pleno rendimiento para quemar la droga. A pesar de sus esfuerzos por deshacerse de las pruebas que pudieran incriminarle se pudo recuperar parte del dinero y del estupefaciente que estaba preparado para la venta, junto con una báscula de precisión y otros elementos para "cortar" la cocaína y la heroína. Se ha intervenido un vehículo, diversa cantidad de heroína y cocaína, y 1.200 euros en efectivo.

Todos los arrestados fueron puestos a disposición judicial y las tres viviendas fueron derruidas por operarios del Ayuntamiento.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Comisaría de Villa de Vallecas, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, con la colaboración del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas perteneciente al Área de Automoción de la División Económica y Técnica dependiente de la Subdirección General de Logística.