Nueve mujeres en huelga de hambre piden medidas reales contra violencia de género

madrid

| 05.11.2015 - 15:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Nueve mujeres de la asociación de víctimas de violencia de género Ve-La Luz iniciaron el pasado sábado una huelga de hambre en la Puerta del Sol (Madrid) para pedir a los partidos políticos que de cara a los próximos comicios generales del 20 de diciembre incluyan "medidas reales" en sus respectivos programas electorales contra la violencia de género.

En declaraciones a Europa Press, Gloria Vázquez, presidenta de la asociación, relata que decidieron realizar esta acción en la Puerta del Sol madrileña para llamar la atención sobre los partidos políticos.

"Se visten todos de derechos y etiquetas y en la práctica es imperdonable la situación de las víctimas de violencia de género. Es ahora o nunca y decidimos hacer esto. Venimos desde Toledo, Sevilla o Galicia, por ejemplo", señala, ya que actualmente se están redactando los programas electorales de los partidos.

"Hay que darle una vuelta al sistema porque el actual es signo del patriarcado, donde la mujer tiene que abandonar su vivienda, se le ofrece una casa de acogida y los niños tienen que ir a visitar al violento. Esto no puede seguir así", lamenta Vázquez, al lado de un tenderete donde estas mujeres se protegen de las inclemencias del tiempo estos días.

UNA CRUZ DE ZAPATOS ROJOS

Frente a él han construido una gran cruz con zapatos rojos y velas. "Es eco de una campaña internacional que empezó en México y cada uno es una prenda testimonial del asesinato de una mujer. La cruz porque las mujeres están siendo crucificadas. Las velas por la asociación Ve-La Luz, hay que darles luz. Y hay un zapato por cada víctima este año", explica.

Hasta la fecha reconoce que se han puesto en contacto con ellas la diputada del PSOE Angeles Alvarez, que las estuvo visitando este martes. Por otro lado, se muestra sorprendida de que nadie del ayuntamiento de Madrid haya ido a verlas, aunque sí reconoce que les están ayudando con medios.

De cumplirse los 20 motivos que alegan en un manifiesto estas nueve mujeres dicen que finalizarán la huelga de hambre. Entre otros puntos, solicitan que las víctimas de violencia de género sean reconocidas como 'víctimas de terrorismo', además de que se prohíba la guarda y custodia de cualquier tipo, así como el régimen de visitas a favor de los maltratadores, cuando hay indicios de maltrato, negligencia y abusos.

"Solicitamos que se enmiende la Ley por incumplimiento de deberes familiares porque con la modificación del Código Penal las mujeres que decidan proteger a sus hijos pueden ser condenadas por desobediencia pero por otra parte el agredir a una mujer se compensa con servicios a la comunidad", añade.

También reclaman que el Estado se haga cargo de las pensiones alimenticias de los menores para evitar el mal uso del maltratador en sede judicial y frenar el maltrato económico, la grabación inmediata de las declaraciones de los menores para frenar la revictimización.

Además, instan a los jueces a que hagan una revisión del interés superior del menor en consonancia con las directrices del CGPJ y "desintoxiquen" el circuito judicial de "estereotipos machistas y se formen en género", se cumpla la ley y dejen de someter a las mujeres maltratadas a la aceptación de la mediación familiar, la pérdida de la patria potestad para los maltratadores y sin derecho a visitas.

El endurecimiento de condenas y el cumplimiento íntegro de las mismas es otra de las medidas que reivindican, así como la creación en el Congreso de una comisión de estudio de la violencia de género. Asimismo, quiere que el Gobierno y los partidos se comprometan a firmar un pacto de estado contra la violencia de género.

A su juicio, parece que el actual sistema prima a los maltratadores y por otro lado castiga aún más a las víctimas. "Hoy a una mujer no le puedes decir denuncia porque hay salida sino que denuncia porque nos quitan el derecho", concluye.