Nueve hospitales aplican la cirugía de Mohs para tratar el cáncer de piel

(archivo)

madrid

| 02.09.2013 - 10:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid cuenta con nueve hospitales que son centros de referencia para la región y otras Comunidades Autónomas en cirugía de Mohs, técnica que supone un gran avance para la curación de algunos de los cánceres de piel más agresivos. En la actualidad se aplica en los hospitales de La Princesa, Fundación Hospital Alcorcón, Ramón y Cajal, Fuenlabrada, Clínico, La Paz, Henares, 12 de Octubre y Gregorio Marañón. (Ver vídeo)

En Madrid se realizan unas 800 cirugías de Mohs al año, que requiere de dermatólogos patólogos, cirujanos plásticos y en ocasiones oftalmólogos y cirujanos maxilofaciales. Se utiliza fundamentalmente para tratar tumores malignos con alto riesgo de reaparecer, que hayan reaparecido después de una cirugía convencional y en aquellos que se localizan en zonas más visibles como la cara, donde es importante conservar la mayor cantidad posible de tejido sano.

La cirugía de Mohs consiste en eliminar el tumor por capas horizontales, que son analizadas al microscopio. Si como resultado de la evaluación microscopia persistiera algún foco tumoral, se continuarán extirpando capas hasta que desaparezca todo rastro de célula tumoral. Esta cirugía está especialmente indicada en algunos de los cánceres de piel más agresivos y tiene una tasa de curación de entre el 97 y 99 por ciento.

La intervención se realiza bajo anestesia y de forma ambulatoria. Una vez finalizada la extirpación, se procede, con carácter inmediato, a la reconstrucción de la zona afectada. Para ello existen distintos procedimientos, como son la utilización de colgajos, es decir, la piel más próxima al área intervenida, o injertos de piel obtenida de otras zonas del cuerpo.

La detección precoz del cáncer de piel supone la curación del 95% de los casos. Con respecto a la exposición solar, los expertos recuerdan que las radiaciones solares pueden provocar lesiones cancerosas y otros efectos perjudiciales. Por ello, es imprescindible usar cremas fotoprotectoras con un factor de protección (FPS) medio-alto, no inferior a 15, que filtren tanto los rayos ultravioleta tipo A (UVA), como los de tipo B (UVB). Las personas de piel clara y/o cabello rubio utilizarán cremas con mayor factor de protección.