Nueve detenidos de la misma familia por 20 timos del tocomocho y la estampita

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han continuado este jueves, un día después de la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y otras once personas, los requerimientos de información en empresas vinculadas supuestamente con la 'Operación Lezo', entre ellas OHL, Indra y Saerco, han informado a Europa Press fuentes de la investigación. Los requerimientos de información se han llevado a cabo por mandato del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. En febrero de 2016, este magistrado ordenó registrar el despacho y domicilio particular de Beltrán Gutiérrez, el exgerente del PP de Madrid, por las sospechas de financiación irregular de la formación.

madrid

| 03.04.2017 - 12:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La Guardia Civil ha detenido a nueve personas del mismo clan familiar asentado en Madrid y Toledo a quienes se les atribuye veinte timos del tocomocho y de la estampita, con los que habrían estafado más de 100.000 euros a las víctimas en varias provincias españolas. Según informa la Guardia Civil, la investigación comenzó el pasado mes de noviembre cuando agentes de este Cuerpo en Pinto recibieron varias denuncias de estafas.

Las primeras pesquisas de la que denominaron "operación Valmocho" llevaron a los agentes hasta un sospechoso en Navalcarnero y a su entorno más cercano, de forma que los agentes descubrieron que los implicados pertenecían a un mismo clan familiar.

Así, la Guardia Civil logró desmantelar la banda familiar, deteniendo a nueve miembros, a los que intervinieron diez décimos y una bolsa con dinero falso, por unos hechos en los que además otros cuatro integrantes del grupo han quedado como investigados. De esta forma, se ha logrado esclarecer veinte delitos de estafa en varias localidades de Madrid, Toledo, Málaga, Castellón y Barcelona.

Las técnicas conocidas como el timo del tocomocho y el timo de la estampita tenían como víctimas siempre a personas ancianas, más vulnerables al engaño por la avanzada edad.

En el timo del tocomocho, un miembro de la banda simula ser analfabeto, se acerca a la víctima y le enseña unos supuestos décimos de lotería premiados para después entrar en escena otro miembro de la organización, con mejor apariencia y convencer a la víctima para cambiar los décimos por dinero.

Para la técnica de la estampita, un miembro del grupo, quien aparenta ser disminuido psíquico, se acerca preocupado hacia la víctima bajo el pretexto de que no sabe qué hacer con una gran cantidad de dinero que lleva encima.

En ese momento, llega otro sujeto de la banda e incita a la víctima a aprovecharse de la supuesta persona con discapacidad para repartirse el dinero entre los dos, con el resultado de que la víctima recibe un sobre con billetes fotocopiados en papel impreso. Los detenidos han pasado a disposición judicial, acusados de pertenencia a organización criminal y estafa.