No se moverán vestigios franquistas ni se restituirán los retirados hasta abril

Maestre respalda a Celia Mayer: "Los seres humanos somos imperfectos y cometemos errores"

El Ayuntamiento retira de Ruben Darío una placa dedidaca a Enrique Mata, ex presidente de Cruz Roja

Todos los grupos de la Asamblea, excepto Podemos, critican la forma de aplicación de la Ley por el Ayuntamiento

madrid

| 04.02.2016 - 13:25 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid no moverá más vestigios ni restituirá los ya retirados, como el monolito al Alférez Provisional o la placa a José García Vara, hasta el mes de abril, cuando esté terminado el Plan integral de Memoria Histórica y el marco normativo necesario para cubrir el "vacío" actualmente existente en la aplicación de esta ley.

Así lo ha reiterado en varias ocasiones la portavoz del Ejecutivo municipal, Rita Maestre, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. Dicho marco normativo es la respuesta para "subsanar un vacío jurídico que ha provocado un error muy claro y subsanado", la retirada de la placa a los ocho frailes carmelitas asesinados, ya restituida en el Cementerio Parroquial de Carbanchel Bajo.

El marco normativo lo elaborarán los servicios jurídicos del Ayuntamiento, junto con la Dirección General de Patrimonio, dado que "no existen reglamentos que desarrollen la Ley de Memoria Histórica", inaplicada por el Ayuntamiento de Madrid desde 2007.

Dicho marco se combinará en el mismo plazo por lo anunciado por la delegada de Cultura y Deporte, Celia Mayer, en el pleno del 22 de diciembre, un plan integral de memoria histórica vinculado al callejero, que contará con "múltiples asociaciones" de memoria histórica. Su fecha de finalización será finales de abril.

"Cuando tengamos esos dos marcos sobre los que movernos se pondrá en marcha entonces el proceso", ha expuesto la edil. "Ante el hecho de que no está clara la aplicación de la Ley de Memoria Histórica se paraliza el proceso hasta que se desarrolle el plan para evitar errores nuestros o polémicas", ha insistido.

"Este gobierno no se guía por las exigencias del PP", ha lanzado al ser preguntada por la amenaza de denuncia por prevaricación que han hecho los populares si no se restituyen los otros vestigios retirados. "No vamos a hacer ninguna actuación más hasta que no tengamos el marco normativo y el plan integral, hasta abril", ha repetido hasta tres veces seguidas.

La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, ha respaldado a la delegada de Cultura y Deporte, Celia Mayer, afirmando que los seres humanos se caracterizan por ser "imperfectos" y cometer "errores".

EL PP DENUNCIA LA DESAPARICIÓN DE UNA PLACA AL EXPRESIDENTE DE CRUZ ROJA Y EL AYUNTAMIENTO DICE QUE SE UBICARA EN OTRO LUGAR

El grupo del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha indicado que reclamará a la alcaldesa Manuela Carmena información por la "desaparición" de una placa ajena a la Ley de Memoria histórica, dedicada a Enrique de la Mata Gorostizaga, presidente de Cruz Roja Internacional entre 1981 a 1987.

La portavoz popular de Cultura, Isabel Rosell, se ha dirigido a la concejala de Cultura, Celia Mayer, para "exigir una explicación inmediata y además le ha solicitado información por escrito", señala el grupo en una nota.

La placa fue colocada en 1988 por el entonces alcalde socialista Juan Barranco en el monolito dedicado al expresidente de Cruz Roja, que está situado en el puente que lleva su nombre en la glorieta madrileña de Rubén Darío, conocido popularmente como el puente de Juan Bravo.

El Ayuntamiento de Madrid ha informado que retiró la placa a Enrique de la Mata debido a dos accidentes y ha precisado que se le buscará una nueva ubicación.

De la Mata Gorostizaga fue diputado por UCD en las primeras elecciones democráticas y en 1978 fue nombrado por el Rey don Juan Carlos I presidente de la Cruz Roja Española. Anteriormente fue procurador en las Cortes Generales y ministro de Relaciones Sindicales entre 1976 y 1977.

TODOS LOS GRUPOS DE LA ASAMBLEA DE MADRID, EXCEPTO PODEMOS, CRITICAN LA FORMA DE APLICACIÓN POR PARTE DEL AYUNTAMIENTO

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha considerado que ha habido una "aplicación chapucera" de la Ley de Memoria en la capital y ha opinado que el Ayuntamiento se ha erigido en un "tribunal revanchista". "Se están haciendo las cosas mal", ha sostenido el portavoz naranja, que ha indicado que "cuando el Ayuntamiento se erige en un tribunal revanchista en lugar de dedicarse a aplicar la ley" hay "un problema".

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio, ha considerado este jueves que el Ayuntamiento de Madrid ha aplicado la Ley de Memoria Histórica con "improvisación" y "falta de conocimiento". "Va en la línea de cómo está actuando el Gobierno municipal desde que tomó posesión y es con total improvisación, con falta de conocimiento", ha afirmado en relación a la aplicación de la Ley de Memoria en el Consistorio de la capital.

"Es lamentable que se preocupen de cosas que pasaron hace muchísimos años que después de la Transición habían sido olvidadas en el mejor sentido, porque podían despertar rencores entre los ciudadanos. Estaban superadas y sólo hablamos de eso y con una incultura realmente asombrosa", ha zanjado.

El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Angel Gabilondo, ha apostado este jueves por aplicar "con consenso" la Ley de Memoria Histórica y ha llamado a que no se haga de esto "un ámbito de confrontación".

El dirigente socialista ha defendido que "memoria es reconciliación y no confrontación" y ha apostado por "buscar espacios de consenso y acuerdo, incluso para aplicación de una ley". Además, ha defendido que "las aplicaciones hay que hacerlas con consenso".

Por su parte, el portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, ha defendido este jueves que el Ayuntamiento de Madrid ya ha admitido que ha cometido errores en la retirada de vestigios franquistas en aplicación de la Ley de Memoria, que no tiene reglamento, y que ellos ahora prevén realizar.

López ha afirmado que "la ley de memoria histórica se promulgó en 2007" y desde 2007 hasta ahora, los ayuntamientos anteriores de Alberto Ruiz- Gallardón y Ana Botella "no habían hecho nada".

"No cumplir una ley sabiendo que existe, eso los jueces dicen que se llama prevaricar", ha destacado para apuntar que "el Ayuntamiento lo que está haciendo ahora mismo es cumplir la Ley de Memoria Histórica, algo que nos se estaba haciendo desde 2007".

"Cuando un ayuntamiento tiene que aplicar sin que haya un reglamento, lo que tiene que hacer es ver cómo gestiona un reglamento", y como no lo hay , "el Ayuntamiento lo está poniendo en marcha".