Navalcarnero se enfrenta a un millón de multa por las obras en sus cuevas

madrid

| 19.03.2014 - 18:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La dirección general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid tramita un expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Navalcarnero, que podría conllevar una multa de hasta un millón de euros, tras constatar que realizó obras sin autorización en sus cuevas históricas, declaradas Bien de Interés Cultural (BIC).

La Consejería de Empleo, Turismo y Cultura envió el pasado mes de febrero a varios técnicos de Patrimonio Histórico para comprobar si el Ayuntamiento de Navalcarnero había cometido alguna irregularidad al rehabilitar varias cuevas bajo la plaza de Segovia de la localidad.

Entonces, la consejera Ana Isabel Mariño explicó que la misión de los técnicos era conocer si se habían acometido trabajos para comunicar algunas de las cuevas tradicionales, tras la denuncia de un vecino que se quejó de que el Ayuntamiento había comunicado las galerías de forma irregular.

Según el alcalde de la localidad, Baltasar Santos, el municipio realizó únicamente trabajos de limpieza y saneamiento en las cuevas, aunque sin haber pedido "autorización" a Patrimonio para entrar en las mismas.

El consistorio tiene catalogadas 110 cuevas, fotografiadas y con datos sobre sus medidas y nivel de conservación, de un total de 130 que, según el alcalde, había en el catastro del marqués de la Ensenada del siglo XVIII.

Según han indicado fuentes de Patrimonio Histórico, el expediente que ahora se ha incoado recoge indicios de daños en las grutas tradicionales, así como faltas contra la legislación de patrimonio histórico por no haberse solicitado la autorización preceptiva para la realización de obras este entorno protegido.

Además de dar inicio al expediente sancionador, Patrimonio Histórico va a dar traslado de este expediente al juez que, en abril del año 2011, paró las obras a raíz de la denuncia de un particular.

A raíz de esta denuncia, el alcalde declaró en julio de 2011 por la posible comisión de delitos relacionados con estas obras y la Comunidad de Madrid abrió diligencias informativas a raíz de lo ocurrido.