Mueren dos personas por posible inhalación de monóxido en un piso de Villalba

Los cadáveres se encontraban en la cocina y tumbados

madrid

| 15.12.2014 - 11:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una pareja ha fallecido hoy en un piso de Collado Villalba (Madrid), según las primeras investigaciones, al inhalar monóxido de carbono procedente de la mala combustión de una caldera antigua, lo que ha hecho que la mujer se desmayara en la cocina y el hombre acudiese en su ayuda, falleciendo también.

Pasadas las nueve de la mañana los servicios de emergencia han recibido un aviso en el que se alertaba de que una persona no contestaba a las llamadas de sus allegados.

Se trataba de un hombre de 61 años que residía en el número 28 de la calle Real de Collado Villalba, en un segundo piso al que los bomberos de la Comunidad de Madrid han accedido por la fachada, ya que nadie abría la puerta, según ha informado Emergencias Comunidad de Madrid 112.

Al entrar en el piso han encontrado a una mujer fallecida en el suelo de la cocina, boca arriba, y a un hombre sobre ella.

La ventana estaba abierta, uno de los fuegos de la cocina encendidos y la caldera, antigua, puesta en marcha, según han precisado fuentes de la investigación.

Todo apunta a que una mala combustión de la caldera ha provocado una emanación de gases que ha hecho desmayarse a la mujer, que estaría cocinando, y el hombre ha acudido en su ayuda, abriendo la ventana y socorriéndola, pero también ha perdido el conocimiento y ambos han fallecido.

Cuando han sido encontrados, ambos llevaban varias horas fallecidos.

La Guardia Civil investiga el suceso y está a la espera del resultado de las autopsias para confirmar si, como parece, se trata de una muerte accidental por inhalación de monóxido de carbono motivada por una fuga en la caldera, según ha explicado la Comandancia de Madrid.

Las víctimas son un hombre español de 61 años vecino de Collado Villalba y su pareja, una mujer de origen hondureño y de la misma edad, ha relatado a Efe uno de los sobrinos del fallecido.

Este sobrino ha explicado que su tío era trabajador del Polideportivo Municipal de Collado Villalba y han sido los propios compañeros de trabajo los que han dado la voz de alarma y avisado a la familia, al no haberse presentado a trabajar.

Los cadáveres han sido evacuados del domicilio a mediodía ante la mirada de algunos vecinos que curioseaban por las inmediaciones de bloque, y algunos amigos de la pareja.

Uno de estos amigos ha explicado que la mujer fallecida había llegado a España hace siete años, procedente de su localidad natal de San Pedro Sula, en Honduras.

Actualmente, residía en Moralzarzal -a escasos kilómetros-, donde trabajaba como interna en un domicilio atendiendo a un anciano, aunque los fines de semana los pasaba en el piso de su pareja en Villalba. No tenía familia en España.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Inés Berrio, ha dicho que el fallecido era "muy querido" en el Ayuntamiento, ya que llevaba muchos años trabajando allí.

Hasta la vivienda se ha acercado la alcaldesa, Mariola Vargas, que se ha puesto a disposición de la familia y amigos de los fallecidos para prestarles la ayuda que necesiten.

Inés Berrio ha pedido a todos los vecinos que extremen la precaución con las estufas y calderas, y ha recordado que hace diez días una familia tuvo que ser atendida en su vivienda de la localidad por inhalar monóxido de carbono.

Por su parte La Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) ha pedido tanto a las Administraciones como a los ciudadanos "que pongan todos los medios a su disposición" ante los graves riesgos que supone la mala utilización o la falta de mantenimiento de los sistemas de calefacción.

Ha recordado que en un mes han perdido la vida en España cinco personas, incluidas las dos de hoy, por inhalación de gases, y que cada invierno fallecen unas veinte personas por este motivo.

Según datos de la Agencia Efe, un total de 23 personas han muerto este año en España por inhalar monóxido de carbono.