Muere un policía al ser arrojado al tren por un hombre al que identificaba

En la estación de Embajadores, cerca de la de Atocha

La Policía analiza un vídeo sobre cómo el agente fue arrojado al tren

El agresor se llama Yode Ali Raba, tiene 28 años y es natural de Costa de Marfil

El policía nacional se llamaba Francisco Javier Ortega y tenía 28 años

madrid

| 02.01.2015 - Actualizado: 20:55 h
REDACCIÓN

Francisco Javier O., un policía nacional de 28 años, ha fallecido hoy en Madrid arrollado por un tren de Cercanías tras un forcejeo con un inmigrante al que intentaba identificar, que ha arrastrado al agente y ambos cayeron a la vía.

Apenas dos horas después de que un hombre provocara una gran alarma en la cercana Atocha al amenazar con inmolarse con los explosivos que, según él, portaba, en la estación de Embajadores un hombre nacido en Costa de Marfil y con nueve antecedentes ha gritado e insultado a dos agentes de la Brigada Móvil.

Fuentes policiales han indicado que los agentes han intentado identificar al hombre, que se ha negado a ello, y se ha iniciado un forcejeo que ha acabado con la caída a las vías del tren de uno de los policías y del inmigrante.

Según una grabación a la que ha tenido acceso Efe, el inmigrante ha tirado del agente y lo ha arrastrado hasta el límite del andén para precipitarse juntos sobre las vías.

ANALIZAN UN VÍDEO SOBRE CÓMO EL AGENTE FUE ARROJADO AL TREN

La Policía analiza ahora el vídeo, que pudo haber grabado un pasajero, para comprobar si las imágenes corresponden al suceso, aunque todo apunta a que así es.

El vídeo confirma la versión ofrecida por el agente compañero del fallecido de que el individuo que era identificado agarró al agente y lo lanzó a la vía del tren al paso del convoy del ferrocarril.

Como consecuencia de la caída, el agente ha fallecido en el acto, mientras que el otro hombre, identificado como Ali Raba Yode, de 27 años, ha sufrido un traumatismo craneoencefálico severo y otros politruamatismos por el impacto y permanece ingresado en el hospital 12 de Octubre, al que fue trasladado por sanitarios del Samur-Protección Civil.

Francisco Javier O., nacido en la provincia de Ávila, llevaba seis años en el cuerpo y estaba destinado en la Brigada Móvil- Policía en el Transporte de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana.

Su cometido era garantizar la seguridad en medios de transporte público, como trenes de media y larga distancia, prevenir y perseguir los delitos, como el tráfico de drogas o la trata de seres humanos, y atender a los viajeros.

Mientras, el hombre que ha forcejeado con el agente, nacido en Costa de Marfil el 1 de enero de 1987 y llegó a Almería en 2011 en patera. Desde entonces, cuenta en España con nueve antecedentes policiales, entre ellos por amenazas, robo con violencia y resistencia y desobediencia.

También por infringir en dos ocasiones la Ley de Extranjería y por entrar ilegalmente en España.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha acudido al lugar de los hechos para conocer de primera mano todo lo sucedido y expresar sus condolencias a los compañeros del agente fallecido.

Antes, en una rueda de prensa para presentar el balance de la siniestralidad en las carreteras, Fernández Díaz ha explicado que "al ir a identificar a una persona con la que habían tenido un pequeño incidente, en el forcejeo con esa persona que se negaba a la identificación y que, según me han dicho se dirigió a ellos en tono no pacífico, cayeron al andén".

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, también ha visitado el lugar en el que ha ocurrido el suceso junto a mandos policiales y ha podido hablar con el compañero del policía fallecido, han explicado a Efe fuentes de esta institución.

Esta misma noche se instalará en el complejo policial de Canillas, donde están ubicadas varias comisarías generales del cuerpo, la capilla ardiente de Francisco Javier.