Muere un joven rumano apuñalado por un compatriota tras una discusión

La Policía Nacional detiene al presunto asesino, un hombre de nacionalidad rumana que conocía a la víctima

madrid

| 30.06.2017 - 07:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un joven de 31 años de origen rumano ha fallecido al recibir una puñalada en el pecho tras una discusión con un compatriota conocido suyo en el distrito de Tetuán. La agresión tuvo lugar sobre las ocho de la tarde de este jueves a la altura del número 17 de la calle Olite, según fuentes de Emergencias Madrid.

Según los primeros indicios, una discusión originada por causas que se desconocen ha motivado el apuñalamiento. Agresor y víctima, ambos de origen rumano, se conocían previamente, según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

El joven de 31 años sufrió una herida penetrante por arma blanca en el hemitórax izquierdo y fue necesario que se le practicara una toracotomía -masaje directo al corazón- en el lugar. Los sanitarios lograron recuperarlo y fue evacuado hasta el Hospital de La Paz, donde ingresó con pronóstico muy grave. Horas después fallecía a consecuencia de las heridas. Deja dos hijas pequeñas y a su mujer.

LA POLICÍA DETIENE AL AGRESOR

La Policía Nacional ha detenido al hombre que apuñaló este jueves en el barrio madrileño de Tetuán a otro que fue trasladado al hospital muy grave y que ha fallecido, han informado fuentes policiales. El arrestado es un hombre de nacionalidad rumana que conocía a la víctima, un compatriota con quien discutió por motivos que son objeto de investigación.

Inicialmente el atacante se dio a la fuga pero los agentes le localizaron poco después de la agresión en las inmediaciones del lugar del suceso. Los hechos se produjeron hacia las ocho de la tarde de este jueves en la calle Olite del barrio de Tetuán y cuando el Samur llegó la víctima tenía una herida de arma blanca penetrante en el hemitórax que le había provocado una parada cardíaca.