Muere apuñalado un policía municipal de Madrid que estaba fuera de servicio

Los compañeros del policía asesinado en Madrid dicen que no era problemático

Carmena y equipo de Gobierno expresan el pésame a la familia de agente asesinado

madrid

| 09.08.2017 - 07:59 h

AGENCIAS/REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un policía municipal de Madrid ha fallecido esta madrugada, en torno a la 01:45 horas, cuando estaba fuera de servicio, al ser apuñalado en el cuello por un hombre con antecedentes psiquiátricos y policiales por asuntos de drogas. Según ha informado la Policía Municipal de Madrid y la Jefatura Superior de Policía, Juan Ballesteros Peiró, de 47 años, había salido de servicio y estaba en el bar Luis, ubicado en el número 5 de la calle San Ciriaco, cerca de su domicilio.

De acuerdo con el relato de los testigos, el presunto agresor, Manuel C.R., de 50 años, que supuestamente conocía al policía por ser vecino del barrio, provocó e increpó al agente y le asestó una cuchillada en el cuello. Tras huir y desprenderse del cuchillo, que arrojó cerca del bar, el presunto asesino se dirigió a su domicilio, cercano al lugar de los hechos, desde donde llamó al 112 relatando lo sucedido y entregándose a la Policía para su detención. Los agentes encontraron el arma homicida bajo un vehículo estacionado en la zona de los hechos.

Mientras, un equipo de Samur-Protección Civil atendió al policía, aunque solo pudieron confirmar su muerte. Según la Policía Municipal, que aún no dispone de toda la información, el detenido cuenta con antecedentes psiquiátricos y policiales por asuntos de drogas.

INVESTIGACIÓN

El Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional se encuentra ya investigando el crimen del agente municipal Juan Ballesteros Peiró. En declaraciones a los medios, el subinspector y jefe de relaciones institucionales de Policía Municipal, Antonio Gómez Montejano, Montejano ha confirmado que el policía se encontraba en el momento del asesinado tomando algo con unos amigos en un bar. Las causas de la reyerta que provocó el asesinato no están todavía claras pero el subinspector ha señalado que en principio el agente no provocó al asesino.

Montejano ha confirmado que tras lo ocurrido, una patrulla de la unidad del distrito de Vicálvaro localizó el cuchillo que utilizó el agresor en una zona cercana debajo de un vehículo, y que fue el propio agresor el que realizó una llamada al 112 para entregarse desde su domicilio. Además, ha destacado que el policía municipal y el presunto asesino probablemente se conocieran porque Ballesteros vivía cerca del lugar de los hechos, algo que también ha sido corroborado por la Policía Nacional. No obstante, a pesar de lo informado en un primer momento, todavía no se puede confirmar que tuviera antecedentes psiquiátricos o consumiera drogas.

También se desconoce si el agresor había planificado el crimen y si llevaba otros dos cuchillos en la mochila aparte de con el que se ha cometido el homicidio. Por último, el subinspector ha lamentado el fallecimiento de su compañero, que estaba en activo en la Unidad de Distrito de la Policía Municipal en Ciudad Lineal. Asimismo, ha transmitido el pésame tanto a su madre, con la que vivía la víctima, y al resto de la familia.

La Policía Municipal mandará una comisión en representación a las honras fúnebres. Por su parte, la alcaldesa en funciones, Marta Higueras, también trasladará a los familiares del fallecido sus condolencias. Lo hará en nombre de la primer edil, Manuela Carmena, del concejal delegado de Salud y Seguridad, Javier Barbero, y del resto del equipo de Gobierno municipal.

LOS COMPAÑEROS DEL POLICÍA ASESINADO EN MADRID DICEN QUE NO ERA PROBLEMÁTICO

Compañeros de Juan Ballesteros Peiró, el agente de la Policía Municipal de Madrid asesinado esta madrugada en un bar de la capital, han asegurado que la víctima era una persona tranquila y nada problemática.

Fuentes de la investigación han indicado que el agresor, quien al parecer cuenta con antecedentes por drogas y policiales, llegó al bar y comenzó a dar golpes en la barra y a tirar botellines al suelo. Los clientes, entre ellos el agente, le recriminaron su actitud y el agresor les insultó, siguió armando bronca y agarró al policía municipal del cuello y se lo rebanó.

Según ha informado la Policía Municipal de Madrid y la Jefatura Superior de Policía, Ballesteros había salido de servicio y se dirigió al bar Luis, ubicado en el número 5 de la calle San Ciriaco, cerca de su domicilio. Ballesteros estaba destinado en la Unidad del distrito de Ciudad Lineal y también había ejercido su labor en la emisora de la Policía Municipal, cuerpo en el que ingresó en 1994.