Miles de personas arropan a los Reyes Magos a su llegada a Madrid

Masiva afluencia a la cabalgata de los Reyes Magos del centro de Madrid gracias al buen tiempo y al cuidado espectáculo

madrid

| 05.01.2012 - Actualizado: 22:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Miles de personas, la mayoría niños, han recibido esta tarde a los tres Reyes Magos de Oriente en la tradicional cabalgata que ha recorrido el Paseo de la Castellana y el Paseo de Recoletos, y que se ha convertido en todo un éxito de público gracias a las agradables temperaturas y al cuidado espectáculo ofrecido.

Desde las 15 horas, decenas de familias se han acercado a algunas de las gradas distribuidas por diversos puntos principales del recorrido para poder conseguir una de los preciados asientos. Los catorces 14.000 asientos no han sido suficientes para el récord de seguidores de este año.

Los que no han tenido suerte, se han acumulado en los jardines o han utilizado escaleras y asientos para acercarse al desfile. A las 20 horas se podía observar hasta 40 filas de fondo para ver la Cabalgata. De hecho, muchas de las personas que han intentado acercarse a última hora al desfile no han podido hacerlo, ya que casi todos los accesos al trayecto de los Reyes Magos estaban colapsados.

El espectáculo ha comenzado en la plaza de Cibeles a las 18 horas, donde ha actuado el grupo musical Cantajuego. Posteriormente, los Chicos del Coro tomaron el relevo sobre este escenario hasta las 19.30 horas, en el que interpretaron diferentes estilos musicales: canto gregoriano, música profana, popular e incluso contemporánea.

Las carrozas que más ha gustado a los pequeñas ha sido las protagonizadas por los personajes animados de la televisión, y también las de los pájaros articulados de hojalata. Los niños han tarareado muchas de las canciones de sus series favoritas y han mostrado su expectación por las pompas y serpentinas que arrojaban otras de las carrozas.

El desfile ha estado animado también por otros éxitos comerciales del momento, aunque la música no ha llegado hasta las filas más alejadas de los bordes del recorrido de los Reyes Magos. A pesar de que este año no llovía y el tiempo era muy agradable, muchas personas han llegado provistas de paraguas, que utilizaban para recoger caramelos.

Los asistentes han vibrado con los numerosos elementos aéreos dispersados por todo el recorrido, especialmente las medusas, los globos de helio, los peces, las pompas gigantes con duendes dentro, las trapecistas y los bailarines. Otra de las sorpresas de la comitiva han sido la organizada por el Area de Las Artes, que dedicó varias carrozas al escritor danés, Hans Christian Andersen. La más vistosa ha sido la carroza que recreaba el castillo del soldadito de plomo; además de una docena de espectaculares juguetes que cobran vida por la noche; una bailarina, enamorada del soldadito, de 5 metros de altura; un duende malvado, de 4 metros de altura; medusas; peces inflables, o bolas marinas con acróbatas en su interior, entre otros elementos.

Como colofón, han llegado la Comitiva Real, que acercó a sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar por las calles de Madrid. Un año más volvió a estar precedida por Salvador, el paje gigante, de más de 9 metros de altura de la compañía Carros de Foc. A continuación fue la Carroza del Rey Melchor con un séquito de 35 pajes y seguida por las carrozas de Gaspar y Baltasar que también contarán con un séquito de 35 pajes, respectivamente.

Este año las carrozas de los reyes Melchor y Baltasar estaban diseñadas como si de dos grandes montañas de dulces se tratase. Caramelos, galletas de jengibre, bastones dulces, serán los elementos que porten a los Reyes, recordando la naturaleza del caramelo como uno de los más dulces y sencillos regalos que existe.

Por su parte la carroza del Rey Gaspar será una gran estrella, que recuerda al astro que guió a los Reyes hasta el portal de Belén. La Comitiva Real repartió este año más de mil kilos de caramelos sin gluten. Las carrozas de Melchor y Baltasar tuvieron 14 metros de largo, 3.50 metros de ancho y 4.50 metros de alto, respectivamente y contaron con 870.000 bombillas led de bajo consumo, mientras que la de Gaspar contará con 650.000 bombillas led y tendrá una estructura de 12 metros de largo, 4,50 de ancho y 4,50 de alto.

Los Reyes Magos llegaron puntuales a las 20.30 horas a la Plaza de Cibeles, donde fueron recibidos por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. El espectáculo se cerró con fuegos artificiales. Tras beber una refrigerios, Melchor, Gaspar y Baltasar han empezado su trabajo para repartir los regalos a los niños españoles.