La prima de riesgo española cierra en su máximo histórico: 539 puntos

La bolsa registra un nuevo mínimo anual (6.090 puntos) al caer el 2,58%

La crisis financiera dispara la prima de riesgo a máximos y desploma la bolsa

economia

| 30.05.2012 - 09:48 h
REDACCIÓN

La crisis financiera se ha trasladado de nuevo a los mercados, donde la prima de riesgo española se ha disparado a máximos, 539 puntos básicos, mientras la bolsa se hundía un 2,58 % y se situaba al borde de perder los 6.000 puntos.

La banca española volvía a ser la protagonista de la jornada, ya que cada vez suenan con más fuerza los rumores de que el sector financiero español podría necesitar acudir a ayudas europeas para sanearse.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se esforzaba esta mañana en apuntar a la crisis política de Grecia como la culpable del repunte de la prima de riesgo, aunque los analistas consultados por Efe insistían en que el alza está más relacionada con las dudas que rodean a la entrada del Estado en el capital de Bankia.

De hecho, el factor determinante esta mañana era la noticia del diario británico Financial Times de que el Banco Central Europeo (BCE) rechazaba la propuesta de España para recapitalizar Bankia, algo que ha sido después desmentido tanto por De Guindos como por el propio BCE.

La prima de riesgo -que mide el sobrecoste que exigen los inversores por comprar deuda española en lugar de alemana- se ha disparado hasta un nuevo máximo desde la entrada en el euro, 539 puntos básicos, que supera en 28 puntos el récord vigente hasta ahora.

Mientras tanto, y a pesar de que De Guindos defiende que España se financia sin dificultad, la rentabilidad del bono español a diez años alcanzaba el 6,66 %, el nivel más alto desde noviembre de 2011.

Los temores en torno a Grecia y a la situación real de la banca española se extendían por todo el continente y desplomaban tanto la cotización del euro, que se hundía a 1,24 dólares -el nivel más bajo desde julio de 2010-, como la de la rentabilidad de la deuda alemana a diez años, que caía a un nuevo mínimo histórico, el 1,27 % de interés.

El ofrecimiento de la Comisión Europea de retrasar un año el objetivo de situar en el 3 % el déficit de España no aliviaba a los mercados, que acusaban también que el organismo señalara que el país tiene "desequilibrios muy graves que tienen que ser abordados de manera urgente".

La desconfianza hacia España se observaba también en la cotización de los seguros que contratan algunos inversores para cubrirse de las pérdidas derivadas de un posible impago -como sucedió en Grecia tras el segundo rescate-, que se situaban en máximos históricos.

LA BOLSA CAE UN 2,58% HASTA LOS 6.090 PUNTOS

Mientras tanto, el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, se ha derrumbado hoy hasta 6.090 puntos, el nivel más bajo desde abril de 2003, tras anotar una caída del 2,58 % en la sesión.

En España todos los grandes valores han anotado pérdidas, lo que lastraba la evolución del indicador.

En la sesión de hoy, Repsol YPF bajaba un 4,91 %; Telefónica, el 3,47 %; Inditex, el 3,37 %; Iberdrola, el 3,01 %; BBVA, el 1,42 %, y Banco Santander, el 1,16 %.

La mayor caída del IBEX correspondía hoy a Sacyr, que cedía el 11,18 %, seguida de Bankia, que bajaba el 8,6 %, y Abengoa que se dejaba el 5,37 %.

Solo tres valores han cerrado en positivo: Gas Natural avanzaba el 2,17 %; Caixabank, el 0,83 %, y Red Eléctrica, el 0,8 %.

Al contrario de lo sucedido en días anteriores, el indicador español contagiaba hoy al resto de las grandes bolsas europeas, también afectadas por la caída de la confianza en la zona del euro, el descenso de la venta de viviendas en los Estados Unidos y la apertura a la baja de Wall Street.

La bolsa de París bajaba un 2,24 %; la de Fráncfort, el 1,81 %; la de Milán, el 1,79 %, y la de Londres, el 1,74 %.