Metrosur cerrará en verano la mitad de la línea para acometer obras de mantenimiento

madrid

| 05.02.2018 - 14:58 h

AGENCIAS

Metro de Madrid cerrará desde el 23 de junio al 10 de septiembre un total de 14 estaciones de la línea 12, la mitad de la línea denominada Metro Sur, por obras de mantenimiento de la infraestructura, que presenta un problema "arrastre por agua" subterránea que genera oquedades en la plataforma de la vía, por un importe de 24 millones de euros.

Así lo han indicado este lunes el consejero delegado de Metro, Borja Carabante, para informar de este cierre parcial de línea en verano que afecta al arco norte, entre las estaciones de El Casar y Universidad Rey Juan Carlos, de la línea mientras que ahora continuarán los trabajos nocturnos de mantenimiento. Por otro lado, se habilitará un servicio alternativo gratuito para los usuarios de la línea que comprenderá el trazado cortado por obras, unido a un refuerzo de los buses interurbanos con destino a Madrid por parte del Consorcio Regional de Transportes. En la estación Puerta del Sur, se cerrará el andén de la línea 12 mientras que funcionará con normalidad el de la línea 10.

Metro ha optado por estas obras para mejorar la infraestructura, aumentar la velocidad comercial y reducir incidencias. Se trata del cuarto cierre parcial que acomete el suburbano madrileño por obras de mantenimiento a lo largo de esta legislatura, tras las actuaciones en la línea 1, línea 5 y línea 8 con un coste de 121,5 millones. No hay previsto que se acometa más cierres parciales en esta infraestructura.

Carabante ha detallado que el problema principal detectado en la línea es el arrastre por aguas subterráneas que provoca huecos en la plataforma y ha indicado que la línea ha sufrido ya varios cortes parciales en los años 2012, 2014 y 2015 pero no en este tramo sino en el que comprende -este y oeste.

En verano de 2012 ya se realizaron obras en este tramo que no afectaron al servicio por algunas deficiencias detectadas en la plataforma de vía, como canales no estancadas, desbordamientos, filtraciones y deterioro de las fijaciones. En estos trabajos técnicos se van a inyectar dosis de cemento en la plataforma y se van a sustituir 81.759 sustituciones de placas adheridas que unen la vía, con objetivo de que se pueda incrementar la velocidad comercial y mejorar la capacidad de tránsito de los trenes, según ha detallado el consejero delegado de Metro.

Se trata de actuaciones que requieren para acometer la obra el cierre parcial de la línea durante dos meses y medio. Además, Metro considera que el cierre parcial generará un impacto menor en los usuarios porque las labores de mantenimiento nocturnos implican una reducción importante de la velocidad de circulación por seguridad.

Al respecto, el consejero delegado de Metro ha señalado que el periodo elegido para acometer los trabajos presenta una reducción de usuarios respecto a la media total de la línea de hasta el 40 por ciento. Así, se pasa de una media diaria de 115.000 usuarios a unos 70.000 en los meses de verano. "La seguridad está garantizada", ha manifestado Borja Carabante para indicar que estos trabajos persiguen reforzar la plataforma ante el problema de arrastre de agua detectado. Además, ha subrayado que esta actuación persigue también generar ahorro a la hora del mantenimiento en la línea.

Preguntado sobre si estos problemas pueden ser imputables a la concesionaria que acometió las obras de construcción, Carabante ha indicado que Metro hará un análisis de las "causas" que han provocado esta afección a la plataforma de la vía pero que ahora está centrado en acometer las obras de mantenimiento y mejora. Metrosur es una línea que tiene 15 años de antigüedad, con un trazado que comprende una superficie de 40 kilómetros y un total de 28 estaciones.