Metro se compromete a que en doce meses se pueda regularizar la situación de todos los comercios de las estaciones

madrid

| 18.03.2011 - 14:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Metro de Madrid, Juan Bravo, se ha comprometido este viernes a que en un plazo de aproximadamente doce meses la situación de los locales comerciales ubicados en el interior de las estaciones pueda quedar regularizada.

Bravo ha comparecido en la Comisión de Transportes de la Asamblea de Madrid para dar cuenta de la situación de este tipo de comercios, y ha señalado que Metro "está en condiciones" de poder alcanzar un convenio con el Ayuntamiento de Madrid para establecer el procedimiento a seguir.

De esta manera, el Ayuntamiento contaría de la información técnica suficiente para poder conceder las licencias a los comerciantes y "de aquí a 12 meses se pueda estar en condiciones de conceder las licencias a todas las actividades que prestan su actividad en Metro".

Durante su intervención, el también delegado del área de Hacienda del Ayuntamiento ha destacado que no se trata de "una situación nueva", ya que se remonta a los años 80, y también afecta a los locales ubicados en los intercambiadores, las terminales del Aeropuerto de Barajas o los de ADIF.

En estos casos, el problema se encuentra en que "las licencias para construir grandes infraestructuras que luego contienen actividad comercial no se conceden desde el Ayuntamiento, sino que hay unos procedimientos excepcionales, prácticamente de autootorgamiento de licencia, y en el Ayuntamiento, al desconocer las condiciones en las que se han construido esas infraestructuras, no se dispone de la información necesaria para conceder las licencias que se prestan en el contenedor".

No obstante, según ha dicho, el Ayuntamiento lleva tiempo trabajando para encontrar una solución, y de hecho, "esto ya está prácticamente alcanzado en Barajas y Renfe", y está "muy avanzado" con los intercambiadores.

En el caso de Metro, Bravo ha señalado que la Comisión de Seguimiento de la compañía se reunirá para hacer un 'inventario' en el que determinen el número de establecimientos que existen actualmente en toda la red del suburbano, precisando cuáles son los que se encuentran en espacios que reúnen las condiciones necesarias y cuáles no, cifra que Bravo sitúa en 24 o 25 comercios que deberían ser reubicados. Este proceso culmminaría en verano o, como tarde, en otoño.

TRAMITACION DE PLANES ESPECIALES

En el caso de las estaciones que cumplen todas las condiciones necesarias, el Area de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento tramitará los correspondientes planes especiales y en ellos se incorporará en su ordenación urbanística el régimen de usos que ampara la implantación y ejercicio de actividades comerciales en el interior de esas infraestructuras.

Paralelamente, se iniciarían los trabajos para suscribir el convenio entre Metro y el Consistorio para asegurar la colaboración de ambas instituciones durante la tramitación de las licencias.

En este sentido, el convenio propondrá una fórmula de colaboración consistente en que antes de la petición de licencia por el titular de una actividad comercial ubicada en la red, Metro emita un informe acreditando que la estación reúne los requisitos básicos de la edificación relativos a la seguridad, funcionalidad y habitabilidad o los aspectos funcionales establecidos en el capítulo 6.8 de las Normas Urbanísticas del Plan General, entre otros.

Aportado dicho informe, se podrán tramitar las solicitudes de licencias correspondientes a los locales situados en el interior de las estaciones.

En aquellos 24 o 25 locales que se calcula no cumplen con las condiciones necesarias, se procederá a su cierre reubicándolos en otros espacios habilitados por la compañía. Según ha defendido Bravo, la intención de la compañía es enncontrar la solución más adecuada en cada caso, siempre en el marco del convenio suscrito con los comerciantes el 7 de febrero de 2007.

Bravo ha señalado que la actividad de arrendamiento de los locales a Metro genera unos ingresos anuales de 1,1 millones de euros, según datos de 2010, cifras que si bien pueden parecer grandes en términos absolutos, no son "fundamentales" para el suburbano, con unos ingresos anuales del entorno de los 1.000 millones de euros.

En cualquier caso, sí que ha reconocido que estos comercios, "poco a poco se han ido configurando como una parte de los servicios que Metro presta a sus viajeros". "Por eso es algo que debemos cuidar o tratar de mejorar permanentemente y si con ello, además de mejorar el servicio, mejoramos los ingresos de la compañía, alcanzaremos un doble objetivo", ha indicado.

LOS COMERCIANTES CELEBRAN LA PROPUESTA

Desde la Asociación de Autónomos y Comerciantes de Metro han calificado como "positiva" la comparecencia de Bravo en la Asamblea, aunque se cuestiona cómo se va a proceder a las reubicaciones de los locales que lo necesiten.

"Las reubicaciones deben ser coherentes, no podemos trasladar a comerciantes con un fkujo de viajeros importantes a otro donde desciende y encima cobrarles más", ha señalado el presidente de la asociación, Francisco Ferrera.

Por ello, ha pedido "sensibilidad" a la compañía para tener en cuenta la rebaja de esos cánones cuando sea necesaria, porque de otro modo se harían "proyectos de empresas inviables" y provocaría "la desaparición de pymes y puestos de trabajo".