Metro forma a desempleados para trabajar en el suburbano madrileño

Metro formó en 2011 a 2.200 empleados, de los que 125 eran emandantes de empleo

En 2011, la Escuela de Formación de Metro de Madrid impartió 251.000 horas de clase

madrid

| 07.03.2012 - 14:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Metro de Madrid formó durante el pasado año a 2.200 empleados, de los que 125 eran personas demandantes de empleo que ahora podrán trabajar como conductores, ayudantes y jefes de vestíbulo del suburbano. Los cursos de formación se imparten en la Escuela de Metro que hoy han visitado el consejero de Transportes e Infraestructuras, Pablo Cavero, y el vicepresidente regional, Ignacio González, quien ha destacado que esta formación a desempleados madrileños es fruto del convenio suscrito por la Comunidad y Metro.

Se trata, ha dicho González, de ofrecer a los desempleados "una oportunidad laboral de incorporarse a una de las empresas más innovadoras de España", según un nota de la Comunidad.

En 2011, la Escuela de Formación de Metro de Madrid impartió 251.000 horas de clase, lo que supone una media de 31 horas al año para cada trabajador.

SIMULADORES DE CONDUCCIÓN Y AULA DEL FUEGO

Además de una formación teórica, los empleados reciben en sus instalaciones clases prácticas sobre detección y resolución de incidencias. Utilizan para ello simuladores de conducción, de estaciones y el "aula de fuego".

Según González, se trata de "auténticas recreaciones", lo que facilita el entrenamiento en la detección y resolución de incidencias y permiten la aplicación de las normas de seguridad y de comunicaciones que existen en el Metro madrileño.

En el "aula de fuego", los trabajadores aprenden a reaccionar ante un incendio y conocen las herramientas técnicas de que disponen para vencer a las llamas.

El sistema de agua nebulizada -patentado por Metro- y la propia aula de fuego convierten a Metro de Madrid en referencia para otros operadores de transporte nacional e internacional en materia de seguridad, ha concluido González.