Metro busca identificar a las personas que abrieron las puertas y salieron del tren bloqueado

madrid

| 03.07.2014 - 12:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Metro de Madrid busca a través de las cámaras de los andenes a las personas que abrieron las puertas y salieron del tren bloqueado durante una hora ayer en la estación de Acacias, ha informado este mediodía en el Consejo de Gobierno el consejero de Transportes e Infraestructuras, Pablo Cavero. Según ha explicado, hasta el momento no se ha podido identificar a las personas que accionaron la palanca de emergencia para abrir las puertas en medio del túnel, debido a que ese convoy no cuenta con cámras. No obstante, están visionando imágenes de los andenes y preguntando a vigilantes.

El consejero ha advertido que cometieron "una grave imprudencia" que podría acarrear consecuencias administrativas, e incluso judiciales, ya que con dicho comportamiento se puso en peligro su seguridad y también acarreó más retrasos en la resolución de la incidencia, que afectó a los pasajeros de esa línea en plena hora punta.

Cavero ha destacado en varias ocasiones que el bloqueo del tren ocurrió a 50 metros de la estación de Acacias por una avería, aproximadamente a las 7.50 horas de ayer. "Entonces se activó el protocolo de actuación inmediatamente y este protocolo se ejecutó y se siguió según mandan los procedimientos de Metro. Se trata de analizar y constatar si en los primeros diez minutos se puede reactivar la marcha del tren y desde el centro de control se pasan a activar las órdenes de este tren y se va informando a los pasajeros de lo que ocurre", ha resaltado.

A continuación, el conductor intentó realizar un retroceso del tren pero, al ver que estaba bloqueado y no se movía el convoy, siguiendo el protocolo avisó a otro tren para que lo remolcara. También sin éxito, se optó por llamar a otra convoy para que se pusiera en paralelo y así poder desalojar a los pasajeros.

Sin embargo, minutos antes de que llegara dicho tren de rescate dos pasajeros accionaron la palanca de emergencia, abrieron las puertas y bajaron a las vías de tren, "una grave imprudencia porque desde le punto de vista de seguridad nunca los pasajeros pueden abandonar el tren".

Por parte de Metro, una vez que se produjo ese desalojo de esos dos viajeros se procedió a paralizar cualquier tipo de circulación de trenes por esa vía y a desalojar al resto de viajeros, acompañados por guías y vigilantes de seguridad, durante los escasos 50 metros. "Esta imprudencia, que hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que vuelva a ocurrir, generó un parón adicional de media hora para reanudar la marcha de la línea, que se reanudó a las 9.16 horas.