Mercamadrid espera vender 5.000 toneladas de uvas para despedir el año

madrid

| 29.12.2017 - Actualizado: 21:23 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El centro de distribución Mercamadrid prevé vender 5.000 toneladas de uvas para, de doce en doce, despedir el 2017 al ritmo que marquen las campanadas de la Puerta de Sol, una costumbre que los madrileños adoptaron en Nochevieja a finales del siglo XIX.

Las ventas serán similares a las del año pasado y los madrileños consumirán sobre todo uvas de origen nacional, el 70 % de las que se comercializan, y más de la mitad, el 60 % serán de denominación de origen Valle del Vinalopó (Alicante).

Dos son las variaciones de uva que se consumen en Nochevieja: la aledo o uva de invierno, de maduración lenta y la uva ideal o moscatel Italia, de un tamaño más grande, sabor amoscatelado y pulpa firme, detalla el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

Las uvas italianas y peruanas se han sumado en los últimos años a la oferta de uvas por Nochevieja, que hace tiempo incorporaron también variedades en conservas, peladas y sin pepitas.

Según asegura el Consejo Regulador de la Denominación de Origen 'Uva Embolsada del Vinalopó', la tradición de las doce uvas nació como una contestación de los madrileños a un bando municipal de José Abascal que sancionaba las celebraciones ruidosas de los capitalinos durante Navidad.

Los vecinos de la villa decidieron imitar los ágapes sí permitidos de la aristocracia de la época, que tomaba champán y uvas, y acudieron a la Puerta del Sol, aseguran desde esta denominación de origen.