Medio millar de taxistas se manifiesta en la Castellana contra la aplicación Uber

Todos los grupos parlamentarios de la Asamblea piden que se regulen las aplicaciones como Uber

La huelga promovida por Elite deja a Barcelona sin taxis

madrid

| 01.07.2014 - 10:33 h
REDACCIÓN

Unas 500 personas, la mayoría taxistas, han cortado este martes parte del Paseo de la Castellana, entre la Plaza de Cuzco y Nuevos Ministerios, con la manifestación convocada por la Federación Profesional del Taxi contra la entrada de Centrales de Reserva de Prestaciones de Servicio de Transporte, entre ellas Uber.Los manifestantes protestan porque consideran que la aplicación no cumple la legalidad y se niegan a continuar con las negociaciones respecto a Uber. Alegan que la aplicación no cumple con los mismos requisitos que se exigen a los taxistas con licencia tradicional, relacionados con los seguros del vehículo, las tarifas establecidas con el taxímetro o los antecedentes penales.

El presidente de la Federación, Julio Sánz, ha explicado a los medios que hoy no sólo han venido taxistas de Madrid sino de otras ciudades del país como Barcelona, Valencia, Valladolid o Bilbao. Ha declarado que "no van a transigir con la nueva aplicación" y por ello continúan manifestándose antes de su puesta en funcionamiento, que se prevé que será en este mes de julio.

También ha explicado que habían pedido llevar una cabecera con 50 coches pero que la Delegación de Gobierno sólo les ha permitido ocho, y así lo han cumplido. "Uber, Uber, Uber, mugre, mugre, mugre", "Estamos hasta el culo de tanto yanki chulo" o "Pastor, no somos borregos" en alusión a la ministra de Fomento, Ana Pastor, son algunos de los lemas que clamaban los manifestantes.

Por su parte, un grupo de taxistas procedentes de Barcelona, donde sí ha habido paros, han explicado que han acudido a apoyar a sus compañeros de la capital y han criticado que están "desamparados" en su ciudad, donde Uber ya está en marcha.

En este sentido, han explicado que este tipo de servicio ya les ha afectado y que se han tenido que convertir en una especie de "detectives privados" para obtener información y documentación que detalle lo que denuncian. De este modo, han señalado que han realizado vídeos para demostrar que estos servicios son "ilegales".

'PINCHAZO' DE LA CONVOCATORIA

Aunque en un principio la Federación Profesional del Taxi, junto con Uniatramc, de UGT, habían hecho un llamamiento a 10.000 taxistas en Madrid, la convocatoria ha 'pinchado' puesto que sólo ha reunido a este medio millar de personas --la organización calcula que han acudido 4.000--.

Esta baja participación, según los presentes, se puede deber, en parte a que en esta ocasión no han convocado todas las asociaciones del sector, como la Gremial, que es la más representativa. Tampoco ha coincidido con paros convocados, y son pocos los que han decidido dejar el taxi para acercarse a la marcha.

Debido a los cortes que se han producido en el Paseo de la Castellana, algunas línea de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) han sufrido retrasos y desvíos. De hecho, varios trabajadores de la empresa pública han estado vigilando el carril-bus para facilitar el paso de los autobuses --era el único carril de bajada hacia Nuevos Ministerios que permanecía abierto--.

LA ASAMBLEA DE MADRID PIDE REGULAR LAS APLICACIONES COMO UBER

Todos los portavoces de los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid han señalado la necesidad de regular las aplicaciones como Uber, que permite contratar un medio de transporte entre particulares, para no discriminar a los taxistas, que este martes han convocado una nueva jornada de protesta.En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, el portavoz del PP, Iñigo Henríquez de Luna, ha dicho que es un tema que tiene que ser regulado a nivel estatal y que hay que distinguir entre que los particulares se pongan en contacto para compartir un coche a través de determinadas plataformas, "lo que se fomenta desde las propias administraciones", y el "intrusismo profesional".

En este sentido, ha señalado que lo que no puede haber es una plataforma que al final de convierta en un negocio, con ánimo de lucro y que haga "competencia desleal" a los taxistas y no dé las garantías suficientes a los usuarios. "Lo que no puede ser es que se cree algo paralelo con los mismo derechos pero sin las obligaciones que supone prestar un servicio profesional de estas características", ha apostillado el 'popular'.

Desde el Grupo Socialista, el portavoz adjunto José Quintana se ha pronunciado en la misma línea al afirmar que no se oponen a que los particulares se puedan poner de acuerdo para compartir un vehículo a través de determinadas plataformas, pero que si esta plataforma está obteniendo réditos económicos "hacen bien los taxistas en plantear una situación de intervención", tanto del gobierno regional como central.

La portavoz adjunta de IU Eulalia Vaquero ha pedido que se regule este tipo de servicio público organizado a través de estas aplicaciones con una regulación "específica" que "no discriminara a unos sobre otros", porque el servicio del taxi está regulado y participa de los impuestos que derivan en las arcas municipales.Igualmente, el portavoz de UPyD, Luis de Velasco, ha señalado la necesidad de regular especialmente desde el punto de vista impositivo y de seguridad, una responsabilidad que ha atribuido al Ayuntamiento de Madrid.