Medio millar de 'indignados' se manifiesta con los mismos lemas que los sindicatos

Indignados (Telemadrid)

madrid

| 31.08.2011 - 19:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El medio millar de manifestantes vinculados al Movimiento 15M ha concluido pasadas las ocho de la tarde una marcha que les ha llevado desde la sede del PSOE en la calle de Ferraz a la sede nacional del Partido Popular en la calle de Génova, donde han leído un manifiesto en el que han criticado que se introduzca "ideología" en la Constitución por la reforma de la Carta Magna que prevé fijar un techo de gasto. La lectura del manifiesto se produce horas después de que los sindicatos se quejaran de que la reforma constitucional supone un giro hacia la derecha en la Carta Magna.

El dispositivo policial que ha seguido la protesta desde que se iniciara esta a las seis de la tarde ha obligado a los manifestantes a mostrar su desacuerdo con la reforma pactada por el PSOE y el PP desde la acera de enfrente a la sede nacional del PP.

La lectura del manifiesto, que ha alertado de los riesgos que supone el límite de déficit para las pensiones, la sanidad y la educación públicas, ha concluido con una petición de un 'indignado' para llevar la "excursión" a la Puerta del Sol. La protesta se ha centrado en criticar el pacto alcanzado por el PSOE y el PP para limitar el gasto público de todas las administraciones. De esta forma, los simpatizantes del 15M han mostrado su desacuerdo con "Rubaljoy", en referencia a los candidatos socialista y popular, Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy, respectivamente.

La marcha, que ha discurrido por las aceras de las calles de Madrid, ha sido seguida por un despliegue de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado compuesto por once furgones de la Policía Nacional. Los agentes han evitado que se cortara el tráfico y han protegido lugares 'sensibles' como los accesos a las sedes de los partidos políticos o de los centros comerciales.

Los manifestantes --la mayoría de ellos a pie, aunque algunos también en bicicleta-- han portado cacerolas y carteles en los que mostraban su discrepancia con la "constitucionalización de la pobreza". También han lanzado consignas como "PSOE y PP, la misma mierda es" y gritos a favor de un referéndum o de una huelga general.