Medio millar de efectivos actúan en un simulacro de emergencia radiológica en el centro de Madrid

madrid

| 02.12.2010 - 14:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Casi 500 militares, policías y sanitarios han realizado hoy un simulacro de emergencia radiológica, en respuesta al supuesto estallido de una bomba "sucia" en el centro de Madrid, con 11 kilos de explosivo plástico y un elemento radiactivo (Cesio 137), causante de cinco muertes.

El ejercicio, dirigido por la Unidad Militar de Emegencias (UME) del Ministerio de Defensa y al que ha asistido su titular, Carmen Chacón, ha escenificado la situación quince después de la explosión de la bomba "sucia", cuyo objetivo principal es generar pánico y dañar infraestructuras.

Resultado de la supuesta acción, cinco personas han fallecido, 150 personas están hospitalizadas y unos 600 ya han sido dadas de alta, ha explicado a la prensa Juan Pedro García, responsable de la Sala de Emergencias (SALEM) del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), organismo que ha organizado el simulacro en Escuela Nacional de Protección Civil, en la localidad de Rivas Vaciamadrid.

Se trata del primer ejercicio de campo de estas características que se lleva a cabo en España, ha explicado a la prensa Carmen Chacón, que ha visitado, junto a la presidenta del CSN, Carmen Martinez Ten, la zona afectada por la supuesta contaminación.

El objetivo ha sido, según Chacón, preparar a España ante una eventual amenaza que fuera una explosión con componente nuclear en una ciudad y en que la que han trabajado "codo con codo y sin ningún problema" catorce instituciones (de la Administración General del Estado, comunidad autónoma y ayuntamiento).

"Las más de 400 personas hemos trabajado muy bien frente a una amenaza para la seguridad de los españoles", ha recalcado.

La explosión, que obligó a evacuar a 3.000 residentes y a 3.000 trabajadores de la zona, ocurrió hipotéticamente el pasado mes de agosto en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu.

El ejercicio de hoy ocurre quince días después, una vez tomadas las medidas más urgentes, y ha consistido en el rescate de un bombero herido, la localización de cinco indigentes que se habían refugiados en casas y se resisten a salir, de un periodista que se adentró en la zona acordonada y el conductor de una ambulancia que sufre un accidente cuando traslada al bombero herido a un centro hospitalario.

Otra de las tareas fundamentales de los equipos ha sido medir la descontaminación de la zona y retirar con robots los restos de metralla de la zona para su posterior traslado a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA).

Así, se han desplegado los medios necesarios para la detección, medición y descontaminación de los hipotéticos afectados, así como los medios sanitarios y psicosociales que fueran precisos en una situación similar y el personal para las labores de búsqueda, rescate y evaluación de víctimas y estructuras.

Entre los equipos que han participado se encuentran bomberos de la Comunidad y del ayuntamiento de Madrid, Protección Civil (Ministerio del Interior), de ENRESA, Policía Nacional y Guardia Civil y militares de la UME, entre otros.

El general Roldán, jefe de la Unidad Militar de Emergencias, ha explicado que el simulacro es la última parte de un ejercicio que comenzó hace ocho meses y que se enmarca dentro de uno de los programas internacionales de la Agencia de Energía Nuclear, denominado INEX.

Entre las enseñanzas de esta actuación, el general Roldán ha explicado que la auténtica finalidad es "aprender lecciones", incluidas equivocaciones, para que la próxima vez todo salga perfecto.

Por su parte, Martínez Ten ha señalado que en el diseño del ejercicio, propiciado por la OCDE, el CSN ha clasificado el incidente de nivel tres (de alcance nacional y el máximo nivel de emergencia radiológica).

"Lo más valioso, además del despliegue de 500 personas, es el enorme trabajo de coordinación interinstitucional realizado. A su finalización haremos un ejercicio de lecciones aprendidas que podrá ser presentado como buenas prácticas a la comunidad internacional", ha añadido la responsable del CSN.

La fuente radiactiva utilizada (Cesio 137), con una radiactividad de cien curios, tiene muchas aplicaciones médicas e industriales y en España existen entre 50 y cien fuentes muy similares.