La Junta de Accionistas del Canal de Isabel II aprueba las cuentas de 2016

Medio centenar de manifestantes piden acabar con el "conchaveo" en el Canal y entre cánticos y gritos de "ladrones" han reclamado evitar la "privatización"

madrid

| 05.07.2017 - 20:10 h
REDACCIÓN

La Junta General Ordinaria de Accionistas del Canal ha aprobado este miércoles los puntos que figuraban en el orden del día de la sesión, como son las cuentas individuales y consolidadas del año pasado, el informe de gestión y el informe del auditor de cuentas de la sociedad y de su grupo consolidado correspondientes al ejercicio cerrado a 31 de diciembre de 2016.

La reunión de esta tarde suponía la primera Junta General Ordinaria de Accionistas tras conocerse la operación Lezo, que investiga las presuntas irregularidades en la empresa de aguas durante la presidencia del expresidente autonómico Ignacio González, ahora en prisión.

Fuentes del Canal han explicado que los diversos puntos del orden del día de la Junta de Accionistas han sido aprobados por mayoría, entre los que se incluía también el texto íntegro de las modificaciones estatutarias propuestas y del correspondiente informe justificativo elaborado y aprobado por los administradores de la sociedad.

El Ayuntamiento de Madrid, por medio de su portavoz Rita Maestre, ya avanzó que se iba a abstener de la votación de las cuentas. Por su parte, el Ayuntamiento de Rivas comentaba que mantendría una posición similar a la del Ayuntamiento de Madrid.

El consejero de Presidencia y Justicia y presidente del Canal de Isabel II, Angel Garrido, explicó que la entidad cerró 2016 con un resultado neto de 232,7 millones de euros y una cifra de negocio de 866,8 millones, lo que supone mantener estables las cifras respecto a 2015, en un ejercicio en el que la sociedad redujo su endeudamiento un 11,3 por ciento y logró situarlo por debajo de los 1.000 millones de euros.

En el ejercicio 2016, Canal de Isabel II alcanzó los 866,8 millones de euros cifra de negocio individual, un 0,64 por ciento más que respecto a 2015, "una ligera mejora que se debe a una mayor facturación de metros cúbicos de agua (+ 0,45 por ciento) y al crecimiento del número de clientes en un 1,34 por ciento".

El beneficio bruto de explotación (EBITDA) fue de 332 millones de euros y se mantiene estable respecto a 2015. En 2016, se han contabilizado como pérdidas por deterioro 4,6 millones del valor neto contable de las instalaciones deportivas del Tercer Depósito, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y se han provisionado los costes estimados de demolición y desmantelamiento de estas instalaciones de golf de Chamberí por importe de 3,8 millones. Sin efectos extraordinarios, el EBITDA crece un 5 por ciento.

El resultado después de impuestos fue de 232,7 millones de euros, un 0,30 por ciento más. Se ha procedido a la reversión de 9,4 millones que se habían provisionado en 2012 por posibles plusvalías de venta o transmisión de acciones de las filiales españolas y que, tras la última modificación de Ley del Impuesto de Sociedades, quedarían exentas de tributación.

En cuanto al endeudamiento, Canal de Isabel II ha logrado una reducción del 11,36 por ciento, hasta situarlo en los 982 millones de euros. Los gastos operativos se mantienen estables, en los 574,6 millones. Esta cifra incluye 216,8 millones que la empresa dedica a actuaciones medioambientales por el objeto de su negocio.

En materia de inversiones, la empresa pública destinó 187,7 millones a redes de distribución, mejora y ampliación de depuradoras de aguas residuales y extensión del suministro con agua regenerada, entre otras. En 2016, se ejecutaron 143 obras, como la planta potabilizadora de Pelayos de la Presa, la ampliación de la depuradora de Galapagar-Torrelodones y la remodelación de la minicentral de Torrelaguna.

Por otra parte, la Junta General de Accionistas ha validado el reparto de un dividendo de 151,3 millones de euros, que, como en 2015, equivale al 65 por ciento del resultado anual. Del total, 119,3 millones ya se distribuyeron a cuenta el pasado mes de diciembre y, ahora, se procederá al pago de un dividendo complementario de 31,9 millones.

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha explicado este miércoles que el Consistorio que encabeza Manuela Carmena se iba a abstener en la votación de las cuentas del Canal de Isabel II de 2016 porque "ni la auditoría que se presenta hoy certifica ni garantiza que sean reales".

MANIFESTANTES A LAS PUERTAS

El agua, derecho fundamental, han cantado, pero también se han escuchado gritos de ladrones y chorizos. Era la primera vez que se reunia la Junta del Canal de Isabel II desde que se destapó el escándalo Lezo, de presunta corrupción y varias docenas de manifestantes se han concentrado a las puertas de la empresa para expresar su descontento.

Alrededor de medio centenar de personas se han manifestado frente a las oficinas del Canal de Isabel II en Santa Engracia, donde tiene lugar la primera junta de accionistas tras el estallido de la operación Lezo, para pedir acabar con el "conchaveo" en la empresa pública madrileña.

Entre cánticos y gritos de "ladrones", los manifestantes han reclamado evitar la "privatización" de esta compañía con carteles con lemas como 'No a un Canal S.A. El agua pública y limpia'. La mayoría proceden de la plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II cuya portavoz, Iliana Pineda, ha lamentado que el orden del día no haya incluido nada referente a la "corrupción".

"No es normal que ese punto no esté en el orden del día después de todo lo que ha ocurrido con la operación Lezo", ha declarado a los medios. Además, ha pedido que se audite "todo lo que ha pasado en el Canal", ya que asegura que "todas las cuentas han permitido esta corrupción y este conchabeo".

Otro de los miembros de la plataforma, Susana Gil, ha pedido que el Canal "avance en medidas de transparencia" y que haya participación ciudadana tanto en la junta de accionistas como en el consejo de administración.