Mayores de 35 y divorciados podrán acceder a una vivienda protegida de la Comunidad

La Comunidad pondrá 1.900 viviendas protegidas del Plan Joven a disposición de mayores de 35 años

Se paga entre 400 y 600 euros al mes y con opción a compra

madrid

| 10.06.2013 - 13:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Atención: Si usted tiene más de 35 años y quiere alquilar o comprar una vivienda protegida ahorá podrá optar a ellas porque ya no son solo para jóvenes. La Comunidad de Madrid modifica la normativa porque ha detectado que con la crisis los mayores de esa edad, de 35 años, también necesitan casa más baratas. Divorciados y familias numerosas tendrán además más facilidades para tener una casa como la que van a ver.

La Comunidad de Madrid va a permitir a los mayores de 35 años acceder a las viviendas en régimen de alquiler con opción a compra del Plan Joven y va a ofrecer a sus inquilinos la posibilidad de adquirirlas en propiedad a partir del primer año, sin tener que esperar el plazo de entre cinco y siete años estipulado hasta el momento.

Estas son dos de las principales novedades que la Comunidad de Madrid va a introducir en la normativa que regula la vivienda protegida para flexibilizar el acceso a la misma y poder dar respuesta a las nuevas necesidades de los ciudadanos, permitiendo, por ejemplo, adaptar la renta a los ingresos de cada adjudicatario.

El consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero, ha indicado que pueden optar a estas viviendas quienes no excedan 5,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

En la actualidad, la Comunidad de Madrid dispone de cerca de 1.900 viviendas del Plan Joven disponibles, puesto que sus adjudicatarios han renunciado a su derecho a la vivienda alegando causas económicas o por encontrarse en otra comunidad o en el extranjero, por lo que sus pisos han quedado libres para el resto de los solicitantes de la Lista Unica.

Los interesados pueden consultar tanto el listado de viviendas disponibles como sus características a través de internet en el Portal Vivienda de la Comunidad de Madrid, accesible desde www.madrid.org.

"Estas medidas facilitarán el acceso a la vivienda protegida a ciudadanos que antes no podían hacerlo y, además, contribuirán a fomentar el mercado del alquiler, dar salida al stock de viviendas disponibles y dinamizar un sector económico clave como es el de la construcción", ha señalado Cavero.

Asimismo, también está previsto reducir el plazo mínimo de arrendamiento a seis meses y ampliar la superficie máxima de estas viviendas, que pasa de 70 a 80 metros cuadrados.

PLAN JOVEN DESDE 2005

El Plan Joven nació en 2005 para facilitar el acceso a una primera vivienda a precios asequibles a los jóvenes con menos ingresos, al mismo tiempo que se generaba un modelo de vivienda protegida en alquiler con opción a compra atractivo para que las promotoras privadas se animasen a construir un parque de viviendas públicas.

El éxito de acogida de este Plan llevó a la Comunidad de Madrid a sumarse a la iniciativa privada construyendo promociones a través del IVIMA, así como algunos ayuntamientos a través de sus promotoras públicas.

Desde entonces, la Comunidad de Madrid ha entregado 13.506 viviendas del Plan Joven repartidas en 41 municipios de la región desde 2005, y otras 4.178 están en construcción.

El consejero ha señalado que hace años se lanzó el Plan Joven porque "en esos momentos de altos precios, muchos jóvenes no tenían capacidad de emanciparse", pero ahora están viendo que "las necesidades son distintas".

"Ahora vemos que el drama que tiene la juventud es el empleo", ha señalado y ha destacado que además las necesidades de la población madrileña en general son "diferentes", por lo que han llevado a cabo un cambio legislativo para facilitar el acceso a la vivienda a otros colectivos, como divorciados o familias numerosas

A su juicio, este tipo de medidas "dan soluciones reales a las necesidades reales de los madrileños" y la Comunidad lo que hace es adaptar la política de vivienda "a las nuevas necesidades de los madrileños".