Mató a su madre porque, dice , que estaba "poseída"

madrid

| 24.04.2012 - 13:24 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El acusado de matar a cuchilladas a su madre en Talamanca del Jarama, en 2009, y de herir después a una desconocida en la calle se ha negado hoy a declarar en la Audiencia Provincial de Madrid, pero un guardia civil que le detuvo ha recordado que él reconoció haberlo hecho por estar ella "poseída".

En el primer día del juicio a José Raúl N.D., que se enfrenta a 34 años y cinco meses de cárcel por la muerte de su madre, Marilyn S.B., el acusado ha dicho que no quería declarar a pesar de que su abogada ha expresado al tribunal su disconformidad con esa opción.

Después, y ante los movimientos corporales que hacía en el banquillo de los acusados José Raúl, de origen cubano, el tribunal le ha llamado la atención para que estuviera tranquilo y él se ha limitado a manifestar que estaba "muy nervioso".

"Dijo que había matado a su madre porque estaba poseída y hablaba de forma incoherente sobre el triángulo de las Bermudas", ha dicho el agente que le detuvo con la ropa ensangrentada el mismo día del crimen, el 4 de octubre de 2009, en un monte cercano a la localidad.

En su escrito provisional, la fiscal señala que el procesado padece un trastorno psicótico de la personalidad, agravado por el consumo de drogas, por lo que aplica en su petición de pena la eximente incompleta de trastorno mental.

Además, fuentes jurídicas han explicado que el acusado, de 23 años, es un joven "problemático" que antes del suceso estaba ingresado en un centro de menores por haber participado en temas relacionados con la banda latina "Latin King".

Betty Alexandra F.M., que el día de los hechos, el 4 de octubre de 2009, iba por la calle con su cuñada Lucy Joanna L.S. y ambas fueron atacadas presuntamente por el procesado tras matar a su madre, ha sido la primera en declarar y ha reconocido en la sala al procesado como el agresor.

La mujer ha recordado que el acusado sacó "un cuchillo como para matar a un cerdo", apuñaló varias veces a Lucy Joanna y a ella la amenazó con hacerla lo mismo.

"Yo golpeaba las puertas de los portales mientras este asqueroso se enseñaba con ella, pero no salía nadie", ha asegurado la testigo, quien ha pedido que el acusado "pague por lo que hizo".

Por su parte, Lucy Joanna ha comentado que, tras salir con su cuñada a comprar una medicina para su hijo, vieron a un chico con una capucha puesta que les dijo que parasen.

"Miré para atrás y me di cuenta que nos seguía por lo que empezamos a correr; caí y él se abalanzó hacia mí, me quería matar y me acuchillaba mientras yo decía a Betty que pidiera ayuda", ha destacado.

"No sé ni como estoy aquí porque ese hombre quería matarme, me destrozó la mano al defenderme", ha continuado la víctima entre lágrimas.

"Era una persona sana y ahora dependo del psiquiatra y de la medicación, tengo una minusvalía del 42 por ciento que me afecta para buscar trabajo", se ha lamentado.

El novio de la madre del procesado, que convivía con ella en un piso de la calle Guadalajara, ha definido al chico como "acomplejado" e "inculto", y ha testificado que sobre las tres de la mañana del día del crimen habló con ella por teléfono desde su trabajo y que, al volver a casa se la encontró muerta y enseguida pensó en el hijo como el culpable.

El escrito de la Fiscalía señala que José Raúl, de forma sorpresiva y sin mediar palabra, apuñaló a su madre en más de veinte ocasiones, en la cara, en el pecho y en el abdomen.

A continuación, salió con el cuchillo a la calle, se encontró con Betty Alexandra y Lucy Joanna y apuñaló a esta última.

El juicio continúa mañana con la declaración de los médicos forenses.