Un hombre mata a tiros a una embarazada y el SAMUR logra salvar la vida del bebé

El agresor hirió gravemente a otra mujer y luego se suicidó con el mismo arma

El agresor era un indigente con múltiples antecedentes

La embarazada asesinada es natural de Fornelos de Montes (Pontevedra)

madrid

| 29.09.2011 - 21:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un hombre armado con una pistola irrumpió hoy en una parroquia del distrito madrileño de Ciudad Lineal, mató a una mujer embarazada y tras herir a otra mujer, se quitó la vida con el mismo arma, según informaron la Jefatura Superior de Policía y los servicios de emergencia. La mujer embarazada fue atendida en el lugar de los hechos por los facultativos de los servicios de emergencias que, tras intentar reanimarla sin éxito, le practicaron una cesárea de urgencia para salvar la vida al bebé.

Los hechos, según la llamada que recibió Emergencias 112, se produjeron sobre las 20.00 horas en el interior de la parroquia Santa María del Pinar, en el número 7 la calle del Jazmín. El cura que iba oficiar la misa de las ocho, de nombre Paco, "se retrasó un poco para lavarse las manos" y entonces se produjo el tiroteo, según explicó a Efe el párroco de la iglesia, Manuel Polo, que se encontraba en ese momento celebrando en otro sitio.

Cuando llegaron al lugar los servicios de Emergencia del Ayuntamiento de la capital y de la Comunidad de Madrid (Samur y Summa), los sanitarios apreciaron a la mujer en cinta, que iba a salir de cuentas el próximo sábado, una herida de bala en la cabeza y en parada cardiorrespiratoria. Tras intentar reanimar sin éxito a la embarazada, de 36 años, cuya identidad no ha sido facilitada, los facultativos decidieron practicarla una cesárea con la intención de extraer al neonato del vientre de su madre para salvarle la vida.

LOGRAN REANIMAR AL BEBÉ

Una vez efectuada la intervención, los médicos tuvieron que hacer maniobras de reanimación al recién nacido para sacarle de la parada cardiorrespiratoria que había sufrido. El bebé fue trasladado en estado grave en una ambulancia con incubadora al hospital La Paz. La otra víctima, una mujer de 52 años, tiene una herida de bala en el tórax y fue trasladada en estado grave, pero consciente, al mismo centro sanitario.

Aunque la policía ya tiene identificado al agresor, un hombre de 34 años, no ha facilitado su identidad ni otros datos dado que el juez ha decretado el secreto de sumario.

Psicólogos del Samur-Protección Civil atendieron a familiares de las víctimas, entre ellos al marido de la fallecida, y a algunos feligreses que se han presenciado la trágica escena, por crisis de ansiedad. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y Policía Científica han acudido a la iglesia y no descartan ninguna hipótesis sobre el móvil.

Aunque la policía no ha confirmado de que se trate de un nuevo caso de violencia machista, el presidente de la Asamblea de Madrid, José Ignacio Echeverría, ha convocado para mañana al mediodía cinco minutos de silencio en repulsa por la muerte de la mujer en el exterior de la Cámara regional madrileña.

EL AGRESOR ERA UN INDIGENTE CON MÚLTIPLES ANTECEDENTES

El hombre que tiroteó ayer en una iglesia de Madrid a dos mujeres, una de ellas embarazada, era un indigente con múltiples antecedentes por malos tratos en el ámbito familiar, narcotráfico, resistencia y atentado a la autoridad, lesiones y amenazas, y no tenía ningún vínculo con las víctimas. Así lo ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid que ha identificado al agresor como Iván Berral Cid, de 34 años, que vivía habitualmente en la calle y solía dormir en los albergues para personas sin hogar.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han explicado que el supuesto agresor, que se quitó la vida tras el tiroteo, había sido detenido por la policía en diversas ocasiones desde que el hombre tenía 20 años.El Grupo V de Homicidios se encarga de la investigación, que, en principio ha descartado que hubiese relación familiar entre el supuesto autor de los hechos y la mujer embarazada fallecida. Los agentes policiales registrarán la vivienda del agresor a lo largo del día.

LA EMBARAZADA ASESINADA ES NATURAL DE FORNELOS DE MONTES (PONTEVEDRA

La mujer asesinada es natural del municipio pontevedrés de Fornelos de Montes, en concreto, de la parroquia de Ventín, donde reside su familia, según ha el alcalde de esta localidad, Emiliano Lage. Lage ha explicado que la mujer, de 36 años de edad y que estaba a punto de salir de cuentas, ha sido vecina de dicha parroquia hasta que se trasladó a Madrid por motivos laborales --era empleada de una sucursal de Novacaixagalicia--, y ha confirmado que, tras conocerse el trágico suceso, habló con el cuñado de ella, que le ha explicado que "están todos destrozados".

El alcalde ha explicado que la familia de la chica "es muy conocida" en el pueblo, ya que su padre es también empleado de la caja y trabaja en Fornelos de Montes. "Es una familia normal, que nunca tuvo problemas con nadie", ha apuntado Emiliano Lage, quien ha manifestado la "repulsa" de todo el pueblo por este "terrible" acontecimiento, y ha subrayado que "todavía es más horrible por haber sucedido todo en una iglesia".Así, el regidor ha confirmado que se ha decretado un día de luto en Fornelos de Montes y que se celebrará una concentración en la que los presentes guardarán un minuto de silencio para mostrar su rechazo a lo ocurrido. Asimismo, ha señalado que el presunto asesino no tenía vinculación con la mujer, sino que se trata de "un loco".