Más de 70.000 madrileños utilizan el Banco de alimentos

La Comunidad entrega 1.000 kilos de frutas y hortalizas al Banco de Alimentos

Cada año la Comunidad dona 10 toneladas de alimentos a esta organización sin ánimo de lucro

madrid

| 21.09.2012 - 13:10 h
REDACCIÓN

Más de 70.000 madrileños con problemas económicos pueden comer gracias al reparto de comida que realiza el Banco de Alimentos de Madrid. La Comunidad colabora al año con la donación de 10 toneladas de productos frescos de sus fincas experimentales. Esta mañana el Gobierno regional ha entregado más de 1.000 kilos de melones, pimientos, uvas y tomates de sus fincas experimentales al Banco de Alimentos, al que la Comunidad de Madrid dona cada año 10 toneladas de productos frescos. La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, ha hecho hoy entrega de esta partida de productos de la huerta, que proceden directamente de las fincas experimentales de la Comunidad, a esta organización benéfica recientemente galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

"Con la entrega de la producción del Instituto Madrileño para la Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) al Banco de Alimentos complementamos nuestra labor de investigación agropecuaria con la solidaridad", ha señalado Mariño.

"En nuestras fincas agrícolas obtenemos una importante producción de frutas y hortalizas que no desperdiciamos, sino que muy al contrario lo entregamos para los más necesitados", ha continuado.

El Banco de Alimentos de Madrid hace posible que más de 70.000 ciudadanos de la región pueden acceder a comida de forma gratuita, a través de cerca de 400 asociaciones benéficas con las que colabora.

El de hoy es el séptimo envío de alimentos que la Comunidad de Madrid realiza cada año a esta organización nacional sin ánimo de lucro, que suelen coincidir con los periodos de recolección de las distintas especies vegetales.

Mariño ha destacado que "la actividad que desarrolla el Imidra adquiere en estos momentos doble sentido, porque de la faceta investigadora que sirve para potenciar la industria agroalimentaria regional, y que necesariamente requiere un trabajo de campo, se deriva una producción que sirve también para atender a aquellos a quienes la crisis económica está afectando de manera más severa".

El Gobierno regional ya premió en 2009 el trabajo altruista del Banco de Alimentos con la concesión de la Medalla de Plata de la Comunidad, a la que se suma ahora el Príncipe de Asturias de la Concordia 2012.

El Imidra, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, cuenta con diversas fincas repartidas por la región donde realiza su labor de investigación aplicada a la mejora de la producción y rentabilidad agraria y ganadera. El Gobierno regional "es consciente de la importancia de instalaciones experimentales agrarias, auténticas infraestructuras singulares de investigación y experimentación", según la consejera.

Estas instalaciones van desde centros de olivicultura y vitivinicultura, un centro de testaje de ganado, una bodega experimental o un museo ampelográfico, pasando por colecciones vivas de germoplasma vegetal o núcleos de ganado autóctono mantenidos en pureza.