Más de 340.000 alumnos de Secundaria inician las clases en Madrid

madrid

| 15.09.2010 - 08:33 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Un total de 430.485 alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato inician hoy sus clases, en las que el profesor pasa a ser autoridad pública y las faltas que se cometan contra él tendrán una consideración más grave.

De estos estudiantes, 244.447 cursarán en ESO (718 menos que en el curso pasado), mientras que 96.038 lo harán en Bachillerato. También vuelven a las aulas los alumnos de FP (58.475) así como los de Educación Especial (4.344).

Asimismo, es el inicio del curso para los estudiantes matriculados en Enseñanzas de Régimen Especial (Artes Plásticas, Diseño, Artes Escénicas, Idiomas en Escuelas Oficiales y Enseñanzas Deportivas), que son un total de 108.570, prácticamente los mismos que el año pasado.

LEY DE AUTORIDAD DEL PROFESOR

Este curso entra en vigor la Ley de Autoridad del Profesor, que tratará de fomentar la consideración y el reconocimiento que les corresponde a los docentes de acuerdo con su labor, y facilitará que ejerzan su trabajo en un clima de "orden, disciplina y respecto".

Así, la normativa permitirá que las faltas que se comentan contra los maestros tengan una consideración más grave. Esta ley, además, reconoce la condición de autoridad pública a los directores y demás miembros del equipo directivo, así como al resto de profesores de los centros públicos, concertados y privados. Esta condición implica que los hechos constatados por los docentes gozarán de presunción de veracidad en sus declaraciones e informes.

Este curso también será el de la puesta en marcha de los primeros quince Institutos de Innovación Tecnológica, con los que la Comunidad introducirá, de forma experimental y progresiva, la utilización del ordenador personal en el aula, tanto por los profesores como para los alumnos en los institutos de Educación secundaria de la región.

Para la implantación de este proyecto se equiparará todas las aulas de 1 de ESO con un ordenador por alumnos, conexión a Internet, portátil para el profesor, videoproyector y contenidos digitales en distintas materias. Al tiempo, se diseñará un sistema de evaluación del proyecto que permita conocer el valor añadido de la utilización de los ordenadores en el aula y organizará cursos de formación que faciliten al profesor la utilización de estos recursos.

Además, se pondrán en marcha los primeros 32 institutos públicos bilingües, que impartirán el primer curso de la ESO en ambas lenguas. Estos institutos irán extendiendo la enseñanza en español y en inglés al resto de los cursos de la etapa progresivamente.