Más de 31.000 alumnos se examinarán esta semana de la última selectividad

La LOMCE suprime esta prueba 41 años después de su puesta en marcha

La Universidad Complutense acoge al mayor número de alumnos matriculados en la prueba: 10.733

madrid

| 06.06.2016 - 11:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La última Prueba de acceso a la Universidad (PAU) o selectividad tendrá lugar a partir de mañana para más de 31.000 alumnos, que se examinarán en las seis universidades públicas madrileñas en la convocatoria postrera de esta prueba, que la LOMCE suprime 41 años después de su puesta en marcha.

Los exámenes se celebrarán los días 7, 8 y 9 de junio en el distrito único de Madrid, en horario de mañana y tarde, mientras que el día 10 se harán las pruebas de materias coincidentes, y los resultados se publicarán el 17 de junio.

La Universidad Complutense acoge al mayor número de alumnos matriculados en la prueba, 10.733, seguida de la Autónoma con 8.780; la Carlos III con 4.117 examinandos; la Universidad de Alcalá con 3.824; la Rey Juan Carlos con 2.900, mientras que en la Politécnica se examinarán 1.302 estudiantes.

La fase general obligatoria incluye cuatro exámenes: Lengua castellana y Literatura; Lengua extranjera (a elegir entre cinco idiomas); Historia de España o Filosofía (a elegir), y una materia a elegir de las modalidades de Artes, Ciencia y Tecnología, y Humanidades y Ciencias Sociales. Esta fase, cuya nota tiene validez indefinida, computa un 40 por ciento de la nota final y la media de Bachillerato el otro 60%.

La fase específica voluntaria, a la que se presentan para subir nota quienes optan a los estudios más demandados, consta de un máximo de cuatro exámenes sobre materias de la rama que quiere cursar el alumno, y se tendrán en cuenta las dos mejores notas cosechadas.

LA NOTA MÁXIMA ES 14

Al computar esta fase, cuyas calificaciones caducan a los dos años, la nota máxima de un alumno asciende a 14. Los exámenes empezarán a las 10.00 de la mañana y su duración será de una hora y media, con un descanso entre el final de un ejercicio y el inicio del siguiente de al menos 45 minutos. El período de preinscripción y reserva de plaza en los distintos grados va del 13 de junio al 1 de julio.

Las solicitudes de revisión y de doble corrección de exámenes, en cuyo caso el alumno se arriesga a que la nota pueda bajar, se podrán presentar entre el 20 y 22 de junio. Los listados con las notas de corte y la adjudicación de plazas se publicarán el 15 de julio y se podrán presentar reclamaciones ese mismo día, el 18 y 19 siguientes.

La mayor oferta de plazas para el próximo curso académico corresponde a la Complutense, con 14.395, seguida de la Autónoma con 6.043 plazas. Como novedad, la Carlos III es la primera universidad madrileña en ofertar los Grados abiertos en Ciencias Sociales y Humanidades, y en Ingeniería, que están pensados para quienes aún no tengan claro qué estudiar, ya que permiten tomar contacto durante dos años con asignaturas de diferentes áreas y elegir en el tercer año.

La oferta de nuevos grados y dobles grados se incrementa en todas las universidades para el próximo curso 2016-2017, siendo la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) la que ofrece el mayor número de nuevas titulaciones con una treintena de dobles grados en sus distintos campus, algunos de ellos semipresenciales, además del triple grado en Filosofía, Ciencia Política y Gestión Pública.

La selectividad será sustituida el próximo curso por la Evaluación Final de Bachillerato, nombre que se indica en el borrador del proyecto, aunque uno y otro examen serán muy similares. Según acordaron el Ministerio de Educación y los rectores de las universidades españolas (CRUE), la futura prueba final de Bachillerato tendrá un formato parecido a la PAU y también podrán alcanzarse 14 puntos.

Los estudiantes se están preparando, mientras las Facultades y los Campus también lo hacen ante la llegada de miles de alumnos. Para causar buena impresión, por ejemplo en la Universidad Complutense están de limpieza, en la que también se incluyen los grafittis.

LA DIFICULTAD DE ELEGIR

Lo primero es pasar la Selectividad, lo segundo, en función de la nota que saquen escoger una opción para estudiar, algo complicado a tenor de lo que revela un estudio de Aldeas Infantiles.

Dos de cada tres alumnos de Secundaria - etapa en la que ya tienen que ir eligiendo opciones para estudiar- no tienen claro que camino desea emprender.

Sólo uno de cada tres alumnos de secundaria, entre 12 y 16 años, tiene claro su futuro profesional. Es una de las conclusiones de un estudio realizado por Aldeas Infantiles SOS. Para ayudar a los alumnos en la toma de decisiones han realizado talleres en las clases, en las que este año han participado más de 150.000 alumnos.