Más de 140.000 productos retirados por no cumplir la normativa de seguridad

Láser defectuosos, tostadores con riesgo de incendio o pistolas de juguete que dan calambres

En torno al 60% son artículos fabricados en China

madrid

| 18.12.2015 - 13:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un total de 142.711 productos no alimentarios han sido retirados en la Comunidad de Madrid en 2015 por no cumplir la normativa de seguridad, ésto supone 145 alertas de las que en torno al 60 por ciento provienen de artículos fabricados China.

Entre estos productos se encuentran punteros láser defectuosos, muñecos que se despedazan en varias partes, tostadores con posibilidad de producir incendio o pistolas de juguete que proporcionan calambres.

Durante una rueda de prensa celebrada este viernes en la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda, la consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Engracia Hidalgo, ha trasladado estos datos y ha recalcado que es "importantísimo" que los consumidores dispongan de toda la información ya que, en muchas ocasiones, no se puede detectar "a simple vista" si un producto es o no seguro.

"El control en la inspección, la limitación de la comercialización, la retirada del mercado, directamente la prohibición de la venta del producto", son algunas de las actuaciones que se llevan a cabo desde la Administración según ha trasladado la consejera. Esta labor se complementa con el Portal del Consumidor, página web desde donde se da información sobre todos y cada uno de los productos que se encuentran en alerta en la región.

EL PRÓXIMO AÑO SE INCREMENTARÁN LOS NIVELES DE PROTECCIÓN

Hidalgo ha destacado la buena colaboración de los empresarios madrileños de apartar del mercado los productos peligrosos ya que solo han sido 20 las sanciones impuestas, que van desde 3.000 a 4.500 euros.

En cuanto a las recomendaciones, la consejera ha enumerado desde la comprobación en el embalaje para ver si cumple con las normas de seguridad, la conservación de las facturas e instrucciones de uso porque aparecen las recomendaciones de uso del productos, el prestar atención a las advertencias para saber que el uso que se va a dar a los productos es el adecuado o la comprobación de sí existen o no posibles piezas pequeñas que se se puedan desprender.

En este sentido, la consejera ha anunciado que para el próximo año se incrementarán los niveles de protección, en particular los de los productos destinados a la infancia, pese a que estos son ya ya objeto de una especial protección por parte de Ley de Consumidores de la Comunidad de Madrid.

Desde el Gobierno regional pondrán en marcha un protocolo en colaboración con el Hospital Niño Jesús para que les comuniquen las incidencias que se dan en niños y bebés como consecuencia de la utilización de productos que no son seguros así como se llevarán a cabo mecanismos de colaboración con las administraciones locales.

Por último, Hidalgo ha querido transmitir a los consumidores un mensaje tranquilizador y animar a los madrileños a realizar las compras navideños con total garantía en los comercios de la Comunidad.