Martínez Nicolás niega que hubiera "presiones" y "lucro personal" en la ICM

Martínez Nocolás

madrid

| 04.12.2015 - 13:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ex consejero delegado de la Agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM) José Martínez Nicolás ha negado hoy que hubiera "presiones" y "lucro personal" en este ente público, pero no ha querido aclarar si el exconsejero de Justicia Salvador Victoria le pidió algún favor. "No ha habido presiones, no ha habido lucro personal, no ha habido ninguna forma de financiación ilegal, que yo sepa", ha declarado en su comparecencia en la comisión de investigación de corrupción en la Asamblea de Madrid.

Martínez Nicolás está imputado en la Púnica por haber pagado 10.000 euros al 'conseguidor' de este caso, Alejandro de Pedro, tras recibir supuestamente una orden por parte de la Consejería de Presidencia y Justicia. Estos pagos, que se efectuaron con dinero solicitado a la empresa Indra, estarían destinados a mejorar la imagen en redes sociales e internet de diferentes cargos del Gobierno autonómico.

Martínez Nicolás ha comentado que tiende a "creer en las personas" y ha destacado que es "obediente y bien mandado". "Me he podido equivocar, pero en ningún momento he sido consciente de que hacía algo malo", ha sostenido el ex consejero delegado de la ICM, que no ha querido aclarar si Victoria le pidió algún favor: "Ya lo he dicho todo en sede judicial".

En varias ocasiones se ha remitido a los 30.000 folios del sumario para evitar contestar directamente a algunas de las preguntas que le han formulado sobre este asunto los diputados regionales: "No tengo nada que añadir ni que quitar a lo dicho en sede judicial", ha subrayado

En su declaración, ha dicho que no cree que nadie se haya beneficiado de la ICM y si alguien lo ha podido hacer "es su problema".

Además, ha señalado que esta agencia, en la que trabajó desde 2008 hasta 2014, se dedicaba a tareas de "posicionamiento online", pero ha apuntado que esto "no tiene nada que ver" con la posibilidad de mejorar la imagen en Internet de exdirigentes del PP como Ana Botella o Ignacio González.

En concreto, de Victoria (con quien asegura que tenía una relación de "jefe-subalterno") ha declarado que no quiere decir "ni media" porque él también está imputado en el caso Púnica.