Martínez-Almeida teme que Ahora Madrid se "deslice" por la espiral de la "turismofobia"

Considera que quieren "limitar el crecimiento turístico" sin "datos, informes y documentos"

Martínez Almeida

madrid

| 06.08.2017 - 10:26 h

Europa Press

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha expresado la inquietud que siente ante la posibilidad de que Ahora Madrid se "deslice" por la espiral de la "turismofobia" buscando un "rédito electoral".

Así lo ha manifestado el popular en una entrevista concedida a Europa Press, en la que además ha precisado que a pesar de que ve difícil que en la capital se pueda llegar a desarrollar una corriente contraria al turismo, Ahora Madrid sí puede crear un "caldo de cultivo". "Es lo que mucho me temo", ha apuntado.

"Las declaraciones de Jorge García Castaño --concejal presidente de Centro y Chamberí-- y José Manuel Calvo --delegado de Desarrollo Urbano Sostenible-- ya han apuntado a limitar el crecimiento turístico de la ciudad, algo que no se ha hecho en función de datos, informes o documentos, sino en función de lo que creen supone un banderín de enganche electoral", ha manifestado a continuación.

En este punto, Martínez-Almedia ha aseverado que de crearse ese caldo de cultivo será consecuencia de las declaraciones que se hacen desde el Gobierno municipal, donde, ha incidido, "conviven dos sensibilidades muy diferentes". "Mientras que el coordinador general de la Alcaldía, Luis Cueto, apuesta por el turismo, hay ediles que apuestan por limitar esta actividad", ha detallado.

Respecto a su visión del turismo en la capital, José Luis Martínez-Almeida ha apostado por "garantizar la habitabilidad para los madrileños" teniendo presente que el turismo supone una de las "principales industrias de España y de Madrid".

Además, ha precisado que el turismo de la capital no se caracteriza por ser "de juerga, sol y playa", sino por erigirse como un destino turístico de cultura y compras, algo que, a su parecer, "apunta hacia la sostenibilidad del modelo turístico de la ciudad de Madrid".

"Tenemos una de los principales millas culturales del mundo, y una serie de atractivos importantes desde el punto de vista de la ciudad, por lo que hay que conciliar ambos intereses", ha expresado.

"¿RESISTIRA CARMENA LAS PRESIONES?"

En otro orden de cosas, el portavoz de los populares ha saludado el acuerdo de 'Madrid Nuevo Norte', y ha destacado la importancia de que éste se haya firmado entre fuerzas políticas de diverso color --Ayuntamiento de Madrid, Ministerio de Fomento y DCN--. Sin embargo, Martínez-Almeida ha precisado que no conocen el proyecto en profundidad y que espera que éste no se frustre por las divisiones internas en Ahora Madrid. "*Resistirá la alcaldesa --Manuela Carmena-- las presiones?", se ha preguntado.

"Primero Ganemos, y después Izquierda Unida con carácter institucional, como partido político, ha criticado muy duramente el proyecto", ha recordado el popular, quien ha indicado que la posible modificación del Plan General de Ordenación Urbana podría alargarse un año. "¿Serán capaces Carmena y Calvo de resistir las presiones de IU y de Ganemos para sacar adelante la operación tal y como está pactada? Esa es la duda que tenemos", ha reiterado a continuación.

Para Martínez-Almeida las opiniones divergente en Ahora Madrid con respecto a 'Madrid Nuevo Norte' demuestran que no hay unidad en el equipo de Gobierno municipal. "Uno puede discrepar en ciertas cuestiones, pero debe estar unido en lo sustancial, que es dirección y modelo de ciudad; es obvio que el modelo de Carmena y de Sánchez Mato son muy diferentes y no coinciden", ha subrayado a renglón seguido.

Además, en opinión del portavoz de los populares, José Manuel Calvo está "aprisionado por las contradicciones internas del equipo de Gobierno", aunque también "muchas veces se escuda en ellas para paralizar acciones". Por ello, Martínez-Almeida ha indicado que "no se puede ser concejal de Urbanismo y no tener el mismo lenguaje de ciudad de los que se sientan al lado".

"No es una cuestión de democracia interna, es una cuestión de modelo de ciudad y de buscar lo mejor para los ciudadanos; si discrepan en lo esencial difícilmente podrán pensar en gobernar esta ciudad", ha precisado.