Marcos (UPyD) plantea suprimir organismos en Madrid para ahorrar 400 millones

madrid

| 19.04.2015 - Actualizado: 22:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato de UPyD a la Comunidad de Madrid, Ramón Marcos, incorporará en su programa electoral un ahorro de unos 400 millones anuales en la próxima legislatura al eliminar "gasto corriente superfluo" y organismos "inútiles" como el Consejo Consultivo, la Cámara de Cuentas o la Agencia de Informática (ICM).

En una entrevista, Marcos destaca la necesidad de acometer este ahorro para poner en marcha proyectos educativos y sanitarios que suponen la contratación de sanitarios y profesores o la duplicación de las plazas de la Formación Profesional, por ejemplo.

Dentro de las iniciativas de ahorro, el cabeza de cartel de UPyD aboga también por suprimir toda la "paradministración", entre las que se encuentran las fundaciones y los consorcios, además de reducir a seis las consejerías del Gobierno regional.

"Este dinero, aproximadamente 400 millones, nos podría servir inmediatamente, desde el primer año, para contratar a profesores, personal sanitario y duplicar las plazas de Formación Profesional, mejorar el funcionamiento de los hospitales y hacer más política social", indica.

Como ejemplo de "administración paralela que suprimiría directamente", Marcos cita el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, donde están "(Alberto Ruiz) Gallardón y (Joaquín) Leguina ganando 8.000 euros para asistir a un par de reuniones al mes", o la agencia ICM, de donde han salido, recalca, "casos de corrupción ligados al PP".

Para aumentar los ingresos, UPyD restablecería el Impuesto de patrimonio y el de sucesiones y donaciones, pero no "para la gente normal que hereda la casa de su padre", sino para quienes heredan "muchos millones".

El candidato de UPyD apuesta además por cambiar el sistema impositivo "por una razón de unidad fiscal en España" -sostiene que UPyD es el único partido que defiende la unidad y el fin del concierto vasco y navarro-, porque no es "razonable", a su juicio, que Madrid se convierta en un paraíso fiscal".

Además de reducir el gasto inútil y los organismos duplicados, el cabeza de cartel de UPyD considera necesario "mejorar la contratación administrativa", como ya ha destacado la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, según agrega Marcos, que además reduciría las consejerías de las ocho actuales a seis.

Con una gestión eficaz, unida al fin del "despilfarro", UPyD se compromete a reducir progresivamente el desempleo para rebajarlo al entorno del 5%; el abandono escolar al 5%; mejorar la gestión de los hospitales; aumentar del 2% al 5% la inversión en innovación; y elevar el porcentaje del PIB industrial del actual 10% al 20%, entre otras propuestas.

Para recortar las cifras del paro, apuesta por transformar el modelo productivo para lograr que el porcentaje de participación de la industria en la economía pase de menos del 10% al 20%, y acabar con la "deflación salarial", un principio que asocia a Jean Claude Juncker y Mariano Rajoy, a los que define como la "vieja política".

Y para promover la actividad, un Gobierno encabezado por UPyD ayudaría a las empresas a crecer de diez hasta 200 trabajadores, incentivaría los contratos indefinidos y la transferencia de innovación.

Todo con el objetivo de crear un Estado "emprendedor" que se pone el servicio de las empresas para crear empleo como han hecho Corea y el Norte de Europa.