Maratón de donación de sangre con roscón y visitas guiadas

madrid

| 03.01.2016 - 12:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid ha organizado un maratón de donación de sangre para este domingo en su sede de Valdebernardo, que incluirá visitas guiadas por las instalaciones así como la degustación de roscón y chocolate para los donantes.

Este maratón, que tendrá lugar desde las 11 hasta las 18 horas, forma parte de la campaña de Navidad de donación de sangre, cuyo objetivo es reforzar las reservas en unas fechas en las que suelen descender.

Así lo ha explicado el Centro de Transfusión en una nota de prensa en la que ha señalado que la idea es alcanzar las cien donaciones a lo largo de la jornada de puertas abiertas, donde los donantes y sus acompañantes podrán recorrer las instalaciones y conocer el camino que realiza la sangre hasta que está lista para su transfusión.

Para ello, se han programado dos visitas guiadas, a las 11:30 y las 17:00 horas, que incluyen la sala de donantes, la sala de procesamiento de la sangre, los laboratorios y las cámaras de conservación de componentes sanguíneos. Además, los donantes que se acerquen al Centro de Transfusión el 3 de enero podrán degustar chocolate y roscón de Reyes.

El pasado 30 de diciembre, la campaña de Navidad consiguió 4.946 donaciones de sangre, por lo que todavía serán necesarias hasta el 10 de enero en torno a 7.000 unidades más. Las personas que deseen donar pueden hacerlo en cualquiera de los 32 puntos fijos de donación de los hospitales o en las 232 colectas que llevan a cabo las unidades móviles de la Cruz Roja en los municipios madrileños.

El Centro de Transfusión está abierto todos los días excepto el 1 y 6 de enero y los domingos. Para donar, los requisitos mínimos son ser mayor de 18 años, no padecer ninguna enfermedad de transmisión sanguínea, no estar en ayunas y pesar más de 50 kilos.