El Ayuntamiento no cobrará las 165 multas de vehículos que superaron los 70km/h

Mañana no habrá restricciones por polución al no superarse ayer los límites

madrid

| 17.11.2015 - 11:01 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid no multará a los conductores que excedieron los 70 kilómetros por hora en la M-30 y otros accesos a Madrid el pasado jueves y viernes, cuando se encontraba activo el protocolo para reducir la contaminación que rebajaba en veinte kilómetros por hora el límite. El concejal delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha indicado hoy que el Ayuntamiento de Madrid ha considerado, "de manera excepcional", la "posibilidad" de no cobrar las multas a los conductores que incumplieron la limitación de velocidad -circular por debajo de los setenta kilómetros por hora en los accesos a la ciudad de Madrid-.

No haber podido cambiar la señalización de las carreteras ha sido uno de los motivos por los que el Consistorio valora no sancionar económicamente a los conductores que superaron los setenta kilómetros por hora, ya que "podrían alegar" que la señal permite circular a 90 km/hora, según ha indicado Barbero a los periodistas al finalizar la comisión de Salud, Seguridad y Emergencias.

Según ha dicho, la "preocupación" del Consistorio es la salud pública y las medidas del protocolo para reducir la contaminación no tienen objetivos "recaudatorios", aunque en el futuro "tenemos que incorporar" una "carga económica" a la sanción.

En referencia a la aplicación de las sanciones, el Ayuntamiento asegura que "todo tiene una progresión y criterios de flexibilidad y prudencias", "pero lo que sí es cierto es que las normas están para ser cumplidas".

Las 165 capturas fotográficas tomadas desde los radares móviles, entre el jueves y el viernes pasado, han permitido al Consistorio valorar "el acatamiento" de la población de la medida y aseguran que "en líneas generales" el comportamiento de los madrileños ha sido "exquisito".

SIN RESTRICCIONES DE TRÁFICO ESTE MIÉRCOLES

Este miércoles no habrá restricciones al tráfico en Madrid capital al no haberse superado este lunes los límites de dióxido de nitrógeno, ya que para establecer limitaciones a los vehículos a motor es necesario rebasar los niveles dos días consecutivos.

Según ha confirmado el Ayuntamiento, este lunes no se dieron las condiciones necesarias para reactivar mañana las restricciones, esto es, que se superasen los 200 microgramos por metro cúbico en dos estaciones de la misma zona en dos horas consecutivas.

Así, al no haberse llegado a esta cifra ayer se descarta que mañana haya restricciones, pero esto no implica que no hubiera que activarse el protocolo para el jueves, si hoy y mañana sí se rebasa la cantidad.

También ha confirmado esta circunstancia la alcaldesa, Manuela Carmena, al ser preguntada por los periodistas después de su intervención en el hotel Ritz de Madrid para presentar al alcalde de La Coruña, Xulio Ferreiro, donde ha agradecido a los madrileños su colaboración el jueves y el viernes, cuando se decretaron las restricciones al tráfico por altos niveles de contaminación.

"Hasta el jueves no habría ninguna posibilidad. Ayer ninguno de los medidores llegó a 200 y la situación era positiva, si hoy los medidores fueran peor ya sabéis que tiene que haber dos días de preaviso para que pueda haber un día de aviso", ha respondido.

De producirse la concatenación de dos días consecutivos, se activaría el primer escenario del protocolo aprobado el pasado mes de marzo por la anterior corporación a las 6.00 horas del miércoles, lo que obliga a reducir de 90 a 70 kilómetros por hora la velocidad máxima en la M-30 y los accesos a Madrid interiores a la M-40.

Los niveles de dióxido de nitrógeno se quedaron ayer en todas las estaciones de la capital por debajo de los 200 microgramos, y sólo se aproximaron las de Fernández Ladreda (que durante una hora llegó a 188) y la de Ensanche de Vallecas (181, también durante una hora). Ya mucho más lejos quedaron los 159 microgramos de Villaverde, los 148 de Urbanización Embajada o los 145 de Arturo Soria.

La reducción del tráfico del fin de semana ayudó a disminuir la media de concentración de dióxido de nitrógeno en los últimos días, y ayer, con el tráfico habitual de los días laborables, no se repitieron los niveles de la pasada semana.

El pasado miércoles 11, por ejemplo, se llegaron a medir hasta 424 microgramos en Ramón y Cajal (estación que superó los 200 durante cinco horas seguidas); hasta 369 en Escuelas Aguirre (con más de 200 microgramos durante cuatro horas seguidas); o los 280 en Arturo Soria (que superó los 200 durante tres horas seguidas).

Unas mediciones que llevaron al Ayuntamiento a limitar a 70 la velocidad en la M-30 y en las carreteras de acceso a la capital desde el límite de la M-40 durante el jueves, y a prohibir aparcar en la zona de estacionamiento regulado a todos los vehículos no residentes durante el viernes.

No obstante, el Ayuntamiento de Madrid insiste en la recomendación del uso del transporte público mientras dure el anticiclón, y a pesar de no estar prohibido, los paneles luminosos de la M-30 y de los accesos a la capital recomiendan no rebasar los 70 kilómetros por hora para rebajar las emisiones de los vehículos diésel, que son los causantes de la concentración de dióxido de nitrógeno