Malestar vecinal por la cancelación del enlace de la A6 con la M40

madrid

| 23.07.2010 - 14:53 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El frenazo de Fomento a la obra pública ha provocado indignación entre los vecinos que padecen en carne propia los atascos que se generan en el enlace de la A-6 con la M - 40, una de las obras incluidas en el "tijeretazo decidido por el ministerio de José Blanco. Localidades como Majadahonda, no se resignan a seguir padeciendo unos embotellamientos que se han convertido en crónicos.

La salida número 11 de la carrretera de La Coruña sentido Madrid, en conexión con la M-40 es un punto es un atasco continuo sobre todo en horas punta.

El Ministerio de Fomento adjudicó la remodelación de este enlace en marzo de 2009,con fecha prevista de finalización de las obras en 15 meses. En julio de 2011 debería estrenarse, pero las obras, no solo no se han comenzado sino que el Ministerio de Fomento las ha anulado, por los recortes en infraestructuras necesarios para hacer frente al déficit. Asi lo anunciaba ayer el ministro de Fomento, José Balnco en el Congreso.

Los vecinos de la zona noroeste de la capital conocen bien los problemas de este acceso y protestan por que finalmente no se remodele.

Los alcaldes también se quejan y trasladan el malestar de los vecinos. Es el caso del alcal de Majadahonda que denuncia que la mayoria de sus vecinos trabajan en Madrid y para ellos perder una hora por la mañana y otra por la tarde para llegar, si que es un problema y grave.

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha asegurado que Madrid es la comunidad menos afectada por los recortes de gasto anunciados por el Ministerio de Fomento. "Hay una prioridad del Gobierno: sacar adelante este país y la necesidad de reducir el déficit público, y en ese sentido actúa el Ministerio de Fomento", ha manifestado el líder socialista.

No opina lo mismo el vicepresidente de la comunidad autónoma de Madrid, Ignacio González, quien cree que lo planteado para la región forma parte de la "política sectaria, inadmisible y partidaria" de Rodríguez Zapatero, que ha "decidido no poner ni un euro" en obra nueva.

La inversión prevista en esta remodelación ahora suspendida era de 31 millones de euros.