Malasaña: Las calles de la Palma y San Vicente Ferrer serán 'semipeatonales' este año

Antes de la implantación definitiva del área de prioridad residencial que impedirá a los no residentes acceder en coche

El concejal del distrito Centro, Jorge García Castaño, prevé eliminar las plazas de aparcamiento de esas calles y reubicarlas en otras

madrid

| 13.01.2017 - 13:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Algunas calles de la zona de Malasaña, entre ellas la de la Palma, Tribulete y San Vicente Ferrer serán desde este año 'semipeatonales' ya que, además de que solo podrán pasar por ellas los vehículos de residentes, se prohibirá el aparcamiento para, con ese espacio, ampliar las aceras. El concejal del distrito Centro, Jorge García Castaño, explica en una entrevista con Efe que la actuación estará lista este año, antes de la implantación definitiva del área de prioridad residencial de centro que impedirá a los no residentes acceder en coche a buena parte del distrito.

"En la zona de Malasaña hay muchas calles que no cumplen con los mínimos de accesibilidad, otras que no cumplen ni con los sistemas de emergencias porque no puede pasar ni un coche de bomberos. Ese no es el caso de la calle la Palma. Pero en la calle la Palma, por ejemplo, no puedes ir con un carrito de niños ni en silla de ruedas", explica Jorge García Castaño en una entrevista con Efe.

El concejal de Ahora Madrid responsable de los distritos Centro y Chamberí expone que el proyecto pasa por eliminar las plazas de aparcamiento de esas calles y reubicarlas en otras que sean más anchas y en las que se pueda aparcar en batería. "El neto de plazas de aparcamiento va a ser el mismo, simplemente lo vamos a sacar a otro sitio, y esto es reordenar y concentrar plazas de aparcamiento en algunas zonas, lo que nos quita tráfico de agitación de gente que está buscando sitio", expone el edil.

De ese modo, la acera de calles como la Palma y San Vicente Ferrer, entre otras, serán más anchas. "Así ganamos espacio y accesibilidad en calles que actualmente, si quisiéramos ser un país cumplidor de leyes, serían ilegales, porque no se puede garantizar ni siquiera el acceso a los servicios de emergencias", indica a Efe.

Según comenta Jorge García Castaño, el proyecto de movilidad de Ahora Madrid no incluye peatonalizaciones "puras y duras" que a veces -dice- "son muy abrasivas tanto para lo residencial como para el zócalo comercial". "Probablemente la calle Carretas sea la más claramente peatonalizable, pero en el resto de calles creemos que se puede hacer una actuación más compensada con áreas de prioridad residencial y algunas actuaciones de obra pública para ganar espacio para el peatón y la bici", indica el concejal.