Madrid, una región refugio para muchos inmigrantes en tiempos de crisis

El 20% de los inmigrantes madrileños viene de otras regiones

El 37% planea regresar a su país

madrid

| 22.05.2012 - 14:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El 20 por ciento de los inmigrantes madrileños proviene de otros regiones españolas, mientras que el 37 por ciento planea regresar a su país y el 5 por ciento mudarse a otro distinto a España.

Así se desprende de la Encuesta Regional de Inmigración (ERI) 2012 elaborada por el Ejecutivo autonómico presentada este martes por el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, que considera que la Comunidad de Madrid "se ha convertido en una región refugio" en tiempos de crisis para muchos inmigrantes.

La encuesta ha sido realizada por el Observatorio de Inmigración Centro de Estudios y Datos de la Consejería a casi 3.000 extranjeros de las diez nacionalidades mayoritarias en la región (como la rumana, ecuatoriana, marroquí y colombiana), y de la población subsahariana. "Se trata de la encuesta más exhaustiva que tenemos en la actualidad sobre la integración de la población extranjera de la región", ha apuntado Victoria.

Así, ha destacado que cada vez más inmigrantes llegan a Madrid procedentes de otras regiones españolas, siete puntos más que en 2009. La mayoría vienen de Andalucía (más del 19 por ciento), seguida de Castilla y León, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Menos del 3 por ciento vienen de Galicia, Asturias, País Vasco, La Rioja y Navarra.

UNOS QUIEREN IRSE Y OTROS QUEDARSE

En otro punto, el 38,67 por ciento de los extranjeros residentes en la región quiere permanecer en España, el 18,75 no lo sabe todavía, el 5,35 por ciento quiere mudarse a otro país --especialmente a Alemania, Inglaterra y Francia-- y el 37,23 por ciento tienen la intención de regresar a su patria. De estos últimos, el 16 por ciento asegura que lo hará en breve, el 61 por ciento se marchará en unos años y el 21 por ciento al jubilarse.

Los ecuatoriano los que más manifiestan la posibilidad de regresar a su país natal, con un 49 por ciento de respuestas afirmativas de los encuestados. Le siguen los bolivianos (47 por ciento), los paraguayos (44 por ciento), peruanos (40 por ciento), dominicanos y rumanos (38 por ciento) y los subsaharianos (36 por ciento). En cambio, los que menos quieren irse de España son los búlgaros y marroquíes (21 por ciento).

En este ámbito, el consejero ha indicado que el estudio concluye que la situación laboral no influye en las previsiones que hacen los inmigrantes sobre su permanencia en España o su regreso al país de origen, ya que el 35,52 por ciento de los desempleados quieren volver a su patria, frente al 34 por ciento de los trabajadores o el 40 por ciento de los autónomos. En cambio, sólo el 23 por ciento de los que estudian quieren volver a su país y el 25 por ciento se decantan por mudarse a otro distinto.

De los entrevistados, el 37 por ciento vino a España entre 2001 y 2005, el 35 por ciento entre 2006 y 2010, el 18 por ciento entre 1996 y 2000 y sólo el 2,71 por ciento en el último año. Los que más tienen llevan en España son los ecuatorianos, los marroquíes, los subsaharianos, los peruanos, los dominicanos y los colombianos y los que llegaron más recientemente son los paraguayos, los bolivianos, los rumanos y los búlgaros.

Asimismo, son cada vez más poseen también la nacionalidad española, con la que cuentan ya el 15,36 por ciento de los entrevistados y al 77 por ciento le gustaría tenerla lo que refleja, en palabras del consejero, que el buen nivel de integración de los inmigrantes madrileños.

LA MAYORIA DE LOS INMIGRANTES TIENEN PAREJA

En lo referente a su estado civil, seis de cada diez ciudadanos extranjeros tienen pareja actualmente. El 43,95 por ciento está casado y el 16,08 por ciento tiene pareja de hecho. El 31 por ciento está soltero, el 7 pro ciento divorciado o separado y sólo el 1 por ciento viudo.

Respecto a las parejas de los encuestados, sólo el 5,71 por ciento son españolas. En el caso de los chinos, el 99 por ciento de ellos tienen parejas de la misma nacionalidad, al igual que el 95 por ciento de los marroquíes, el 92 por ciento de los rumanos, el 90 por ciento de los ecuatorianos, el 86 por ciento de los bolivianos y búlgaros, el 82 de los peruanos y el 85 por ciento los búlgaros.

Por el contrario, el 18 por ciento de los subsaharianos tiene pareja española y el 6,15 de otros nacionalidad. Además, el 14 por ciento de los colombianos tiene pareja española y el 18 por ciento de otro país distinto al suyo. El 12 por ciento de los paraguayos residentes en Madrid está saliendo con una persona española, el 22 por ciento de otro país y el 65 por ciento de su misma nacionalidad.

MAS HIJOS PERO MENOS ABUELOS

Por otro lado, la encuesta revela que el 63,77 por ciento tienen hijos, casi 14 puntos más que en 2009 donde sólo la mitad manifestaron tener alguno. Además, tienen más descendientes que los españoles. Así, la media de hijos por mujer española es de 1,33 hijos frente a los 1,61 de las inmigrantes.

En este sentido, el 40 por ciento de los extranjeros residentes en Madrid tiene sólo un hijo, el 36 por ciento dos hijos, el 14,41 por ciento tres hijos, el 4,87 por ciento cuatro hijos y el 4.35 por ciento cinco hijos o más.

La natalidad ha aumentado en este colectivo, ya que la encuesta de hace tres años revelaba que las familias inmigrantes con sólo un hijo eran el 42 por ciento; las que tenían dos, el 36 por ciento; las que tenían tres, el 16 por ciento, las que tenía 4, el 6,63 por ciento y las que tenían cinco hijos o más, el 2 por ciento.

Por nacionalidades, los búlgaros son los que tienen menos descendencia. El 51 por ciento tiene sólo un hijo y el 44 por ciento dos hijos. Le siguen los rumanos, con el 48 por ciento con hijo único y el 38 por ciento con dos hijos; y los paraguayos, uruguayos y colombianos, que el 43 por ciento tiene sólo un hijo. En cuanto a los chinos, el 42,86 por ciento tiene sólo un hijo, el 41,84 por ciento tiene dos, el 12 por ciento tres y el resto más de tres.

El colectivo de inmigrantes con más prole es el de los marroquíes, ya que el 33 por ciento tiene dos hijos, el 26 por ciento un hijo, el 22,4 por ciento tres hijos, el 7 por ciento cuatro hijos y el 9 por ciento cinco hijos o más. Le siguen los dominicanos, ya que el 25 por ciento tiene dos hijos, el 22 tiene tres hijos, el 30 por ciento tiene un hijo, el 10 por ciento cuatro hijos y el 12 por ciento cinco hijos o más.

Los ecuatorianos residentes en Madrid también tienen una natalidad muy elevada. Así, el 37 por ciento tiene dos hijos, el 16 por ciento tres hijos, el 30 por ciento uno, el 7 por ciento cuatro, y el 8 por ciento cinco hijos o más. En esta lista le siguen los subsaharianos, bolivianos y peruanos.

Casi un tercio de los hijos de los encuestados estaba estudiando Primaria en el momento de realizarse la encuesta, el 25 por ciento estaba en Infantil, el 22,52 por ciento en Secundaria, el 13 por ciento en bachillerato y el 5 por ciento restante en estudios superiores.

Sin embargo, los abuelos de esos niños cada vez se van más de España. Así, el 88 por ciento de los inmigrantes no cuenta con su padre aquí y el 81 por ciento no cuenta con su madre, frente al 77 y el 75 por ciento de hace tres años.