Madrid tiene desde hoy 129 barrios con la creación de Ensanche de Vallecas

Se trata del primer barrio administrativo que la ciudad incorpora desde 1988 y en él residen cerca de 50.000 personas

El pleno municipal pide desalojar a los okupas de 'la ingobernable' y rescindir el convenio con Ambasz

madrid

| 31.05.2017 - 09:50 h
REDACCIÓN

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy la creación del barrio Ensanche de Vallecas, el número 129 de la ciudad, que se separará así del actual barrio del que depende, Casco Histórico de Vallecas, en el distrito de Vallecas. Se trata del primer barrio administrativo que la ciudad incorpora desde 1988 y en él residen cerca de 50.000 personas, alrededor de la mitad de quienes viven en Villa de Vallecas.

Este área "ha crecido mucho" y tiene la población más joven de Madrid, según ha manifestado en el Pleno el concejal presidente de los distritos de Puente y Villa de Vallecas, Paco Pérez. El cambio no se notará en el día a día de los vecinos, explicó Pérez el pasado 19 de mayo, pero el Ayuntamiento podrá hacer mejores diagnósticos de la población e identificar sus necesidades.

Pérez ha destacado hoy la importancia de que con la creación del barrio se favorezca la creación de una comunidad y ha asegurado que la fuerte identidad de los barrios de Vallecas ha ayudado a sus vecinos a enfrentar las adversidades. El concejal de Ahora Madrid ha alabado la "relevante arquitectura" del Ensanche de Vallecas, su "pujante comercio" y el "enorme futuro que le aguarda".

Este nuevo barrio administrativo de la zona sur de Madrid está aún en ejecución y en él se han construido unas 28.000 viviendas nuevas desde finales del siglo XX, por lo que el Ayuntamiento trabaja para "terminar" este barrio "inacabado". Pérez ha anunciado que el área de Desarrollo Urbano Sostenible y la Consejería de Sanidad han llegado a un acuerdo para acometer un subterráneo que conecte Vallecas con el hospital Infanta Leonor.

El Ayuntamiento está ejecutando ya la primera fase del parque de la Gavia y arreglando los problemas del subsuelo de la Avenida de la Gavia y se avanza en la construcción de una biblioteca y un polideportivo, ha detallado el edil. Además se ha cedido suelo a otras administraciones para equipaciones educativas, sanitarias y una nueva comisaría de la Policía Nacional.

La oposición de PP, PSOE y Ciudadanos ha censurado hoy el retraso para acometer estas obras y la falta de ejecución presupuestaria. A su creación como barrio, al Ensanche le ha acompañado la polémica por la elección de su nombre, pues los vecinos votaron mayoritariamente (60,07 %) a favor de denominarlo La Gavia en una consulta popular que no resultó válida al no alcanzar el 15 % de la población censada.

De "proceso mejorable" ha calificado la elección del nombre el socialista Ignacio de Benito, para quien el barrio llega tarde, mientras que, a juicio del edil del PP Jesús Moreno, Ahora Madrid sólo acepta los procesos que secundan sus propias ideas. Aquel proceso forma parte de la "prehistoria" de la participación, ha defendido Pérez, que ha recordado que esta votación fue previa a las nuevas normas aprobadas por el Gobierno de Manuela Carmena.

EL PLENO MUNICIPAL PIDE DESALOJAR A LOS OKUPAS DE 'LA INGOBERNABLE'

Paralelamente, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este miércoles pedir al Gobierno municipal que desaloje a los okupas del autodenominado Centro Social 'La Ingobernable' y que rescinda el convenio de cesión del inmueble a la Fundación Ambasz; Ahora Madrid y el PP pidieron la votación por puntos para oponerse, en vano, el primer grupo al desalojo y el 'popular' a la rescisión. PSOE y Ciudadanos votaron a favor de ambas cosas y sumaron en cada una a uno de los dos grupos mayoritarios.

La portavoz de Cultura del PSOE, Mar Espinar, presentó la iniciativa socialista recomendando a los concejales de Ahora Madrid que devuelvan el edificio al patrimonio municipal, rescindiendo el convenio con la Fundación Ambasz que firmó el Gobierno de Ana Botella por 75 años pero acabando también con el empeño del Ejecutivo actual de "jugar a los okupas"

El concejal de Centro, Jorge García Castaño, afirmó que en estos temas siempre se ha primado el diálogo, y dijo que lo que ha pasado es que movimientos sociales han denunciado el expolio del patrimonio público que tuvo lugar durante el Gobierno de Ana Botella, donde situó un consenso con el PSOE y Ciudadanos, que se extendería a la necesidad de dotar de más equipamiento al distrito.

Sobre la cesión a Ambasz, la calificó como "una de las patatas calientes" que le dejó el anterior Gobierno, porque dejárselo a la Fundación "no es el mejor uso" que puede dársele. Aseguró que, entonces, se basará en el principio de la legalidad y el del protagonismo vecinal, por lo que habrá que ver qué desarrolla la Fundación y "fundamentalmente lo que deciden los vecinos del distrito Centro" para ver entre todos qué usos sociales y comunitarios para el distrito se le pueden dar.

Por Ciudadadanos hablaron Bosco Labrado y Silvia Saavedra. Labrado dedujo que 14 días después de iniciado el expediente sobre la ocupación ya estarán identificados los miembros de 'La Ingobernable' y le instó a "recuperar inmediatamente" el edificio, porque "si es hoy, mejor que mañana", se han de tomar todas las decisiones para desalojar a los okupas y rescindir el convenio siempre con el menor coste para el Ayuntamiento. Saavedra instó al Gobierno a "ocuparse de los okupas" ironizando con que a este paso se ocupará hasta el pleno y anunció el voto a favor de su grupo.

El portavoz adjunto del PP, Íñigo Henríquez de Luna, echó en cara al Gobierno municipal que no pidiera la expulsión de los okupas en las primeras 24 horas y a la alcaldesa, Manuela Carmena, que se apresurara a admitir la tesis de los instalados allí de que se ha de rescindir el convenio. Aseguró que Emilio Ambasz no era amigo de José María Aznar y defendió que el convenio era legal y se hizo para que el arquitecto invirtera 10 millones de euros en un museo en tiempos de crisis. "Madrid no se merece un Gobierno que sea rehén de los okupas", concluyó, pidiendo la votación por puntos.

Espinar reprochó a García Castaño que hiciera el juego al PP centrándose en los okupas en lugar de en el convenio con Ambasz, tema en el que estarían de acuerdo, y le pidió que asuma su responsabilidad de recuperar el inmueble para decidir qué se hace con él. "¿Van a recuperarlo o no?", le retó directamente, independientemente de que el Gobierno municipal quiera mantener la relación con los movimientos vecinales. "Ejerzan su responsabiliad. Están gobernando".

Castaño pasó a recordar al PP que el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón ya reconoció el papel de los colectivos vecinales, y que también el Gobierno de Ana Botella cedió espacios a éstos. "Se han pegado un golpe en la cabeza y han amanecido en los años 70", diagnosticó, pidiéndoles que se acostumbren a que "gente como nosotros" gobierne Madrid, pero sumándose al PP en pedir la votación por puntos.