Madrid tiene 283 árboles singulares, entre ellos el más viejo de la península

El 'Tejo de Barondillo', en Rascafría, con sus 1.300 años, es el más viejo de la Península Ibérica

madrid

| 19.11.2014 - 16:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Dos ejemplos de que Madrid es la comunidad autónoma con mayor densidad de árboles singulares son el Tejo de Barondillo, en Rascafría, que con sus 1.300 años es el más viejo de la Península Ibérica, y el Plátano de la Trinidad, en Aranjuez, con una altura de 47,5 metros.

Estos ejemplares forman parte de los 283 presentes en el Catálogo de Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid, cuya reciente revisión ha supuesto la inclusión de otros 69 ejemplares pertenecientes a diez especies distintas.

La riqueza de este Catálogo ha sido destacada hoy por el consejero madrileño de Medio Ambiente, Borja Sarasola, que ha asistido en la localidad de Collado Mediano la medición del 'Alcornoque de la Dehesa de la Jara', un ejemplar de una especie poco habitual en la región, con una edad aproximada de 300 años y un perímetro de 6,3 metros.

El consejero ha destacado cómo los municipios que acogen mayor número de árboles singulares son Madrid (61), Aranjuez (30), San Lorenzo de El Escorial (19), Lozoya del Valle (14) y Montejo de la Sierra (13).

UN EXTRAORDINARIO PATRIMONIO NATURAL

Sarasola ha calificado de "extraordinario" este patrimonio genético, que es necesario "conocer y conservar" y del que los madrileños pueden disfrutar -ha dicho- "gracias a las peculiaridades climáticas y geográficas de la región y al trabajo desarrollado por el Gobierno de la Comunidad durante dos décadas".

Los "árboles singulares", explica la Comunidad en una nota, son ejemplares de características extraordinarias que por su rareza, excelencia de porte, edad, tamaño, significación histórica, cultural o científica constituyen un patrimonio merecedor de especial protección por parte de la Administración regional.

Las nuevas incorporaciones al Catálogo regional son el resultado de una selección sobre un grupo inicial de 475 candidatos propuestos por Administraciones, entes públicos, ayuntamientos, asociaciones de conservación y universidades.

La Comunidad destaca que su Catálogo "es el más amplio" de España en cuanto a representatividad de especies arbóreas, llegando a contar un total de 97 especies de flora distintas, tanto coníferas como frondosas autóctonas y alóctonas.

La conservación de bosques primigenios y de ejemplares de gran interés en las sierras de Guadarrama y Somosierra ha sido posible en muchos casos "por las dificultades de acceso y de aprovechamiento por parte del hombre", dice la Comunidad.

Y agrega que también ha contribuido a la diversidad "el asentamiento durante siglos de la Corte española, que gustó de grandes espacios ajardinados y fincas de recreo que aseguraron la conservación de algunas especies y la plantación de otras traídas de ultramar".

Los ejemplares del Catálogo -del que fueron sacados en la revisión 43 que habían perdido su singularidad- son sometidos a podas o saneamiento de copas y a tratamientos fitosanitarios, estructurales y de mejora del sustrato, y su perímetro es cerrado y señalizado para favorecer su conocimiento y su conservación por parte del público.

La Comunidad destaca además los trabajos de clonación desarrollados por el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), que ha logrado preservar el patrimonio genético de 41 alcornoques, tejos, olmos y plátanos singulares.

En la Comunidad de Madrid están presentes más de 2.716 especies de flora, el 36% de todas las presentes en la Península Ibérica y más de las que atesoran países como Alemania, Reino Unido o Portugal. Entre las especies que reúne el Catálogo de Árboles Singulares, creado en 1992, también está la Secuoya Gigante de la Casita del Príncipe, en El Escorial, el árbol con mayor perímetro de tronco, con 9,2 metros.