Madrid Río ya es una realidad

El Consistorio licitará unos 40 quioscos-terraza para cubrir todo el parque

En el parque de la Arganzuela se ha creado la playa urbana

madrid

| 15.04.2011 - 14:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Esta enorme obra arquitectónica se suma a los 32 pasos que unen los siete distritos de la capital que atraviesa el río Manzanares. Hoy han concluido siete años de obras, y el parque, de mas de un millon 200 metros cuadrados, Flavia MErladet, esta absolutamente libre de vallas y disponible para todos los madrileños.

Las 120 hectáreas del parque de Madrid Río se han puesto a disposición de los madrileños en su totalidad tras los cuatro años que duraron las obras de soterramiento de la M-30 y los otros cuatro ejercicios que hicieron falta para urbanizar la superficie liberada.

Así, se ha sustituido el asfalto de la M-30, los ruidos y la polución por un nuevo corredor medioambiental con 952.000 metros cuadrados de parque, incluyendo el gran Salón de Pinos que vertebra todo el eje, lo que permite pasear por un entorno verde desde el monte de El Pardo hasta el Nudo Sur.

Porque la zona está atravesada por 53 kilómetros de recorridos peatonales, que están señalizados como Camino Lento, sinuoso y que recorre todos los elementos del parque, y Camino Rápido, que goza de un trazado más suave y va del Puente de Toledo a la Explanada del Matadero. Además, el parque está cruzado por otros atajos.

Asimismo, se han creado 18,5 kilómetros de senda ciclable a lo largo de las dos márgenes del río, quedando así conectada con el Anillo Verde Ciclista por el norte y por el sur, así como con diferentes tramos de carril-bici que permiten llegar hasta la Sierra.

Por el camino se pueden contemplar los diferentes paisajes que los arquitectos de Madrid Río han creado en la zona, lo que incluye 35.963 árboles de 47 especies y 470.844 arbustos de 38 especies, procedentes de bosques de tipo mediterráneo, atlántico o de rivera.

En concreto, predomina el pino carrasco, el pino piñonero y el álamo negro, seguidos por el Ginko Biloba, los plátanos, los fresnos y los castaños de Indias, así como encinas, prunos y arces. Entre los arbustos abundan las plantas aromáticas, las trepadoras y las tapizantes.

AGUA Y PUENTES

En todos estos ecosistemas, el agua es un elemento fundamental, tanto por la presencia del río como por la creación de fuentes monumentales y estanques fluviales a lo largo de toda su longitud. Entre todos ellos, destacan los cuatro estanques bajo el Puente de Segovia, dos de los cuales tienen un jardín interior de lirios acuáticos, o las cuatro fuentes de los jardines de Virgen del Puerto, que recuerdan a las madrileñas que antiguamente bajaban a este punto del río a lavar la ropa.

Además, en el parque de la Arganzuela se ha creado la playa urbana, constituida por tres recintos ovalados de poca profundidad donde los ciudadanos podrán refrescarse gracias los diferentes efectos que crearán los chorros de agua. En este punto habrá también un quiosco para tomar un refrigerio y alquilar sombrillas.

Junto a la playa urbana, el parque de la Arganzuela cuenta también con ocho fuentes monumentales. Todos estos elementos funcionarán de 12 a 14 y de 17 a 20 horas durante la semana y de 17 a 22 horas los fines de semana en invierno, y de 12 a 14 y de 18 a 22 horas durante la semana y de 18 a 00 horas los fines de semana durante el verano. Asimismo, desde las 22 horas de anoche las fuentes y la playa urbana están ya iluminadas.

Anoche también se iluminó por primera vez el puente monumental del Perrault, ubicado en la misma zona del parque y que se suma a las 32 pasarelas y puentes construidos o rehabilitados para conectar los siete distritos que atraviesa el río.

El Puente del Rey, el Puente de Segovia, el Puente de Toledo y las pasarelas históricas de Aniceto Marinas y Parque de la Arganzuela han sido recuperadas, permitiendo el paso de peatones y/o ciclistas según el caso.

Asimismo, se han remodelado y transformado el Puente Oblícuo, el de San Isidro, el de Praga, el de la Princesa y el que está al norte del Puente de Toledo; mientras que se han levantado de cero las pasarelas peatonales y ciclistas de la calle Almuñécar, en 'Y', al norte y al sur del Puente de Toledo y las que se encuentran junto al Puente de Praga, junto al Puente de la Princesa y del Salón de Pinos Sur. Asimismo, se han remodelado siete presas históricas para permitir su uso peatonal.

Por último, en el proyecto se ha incluido la construcción del puente de Perrault, configurado como una hélice metálica quebrada en dos y apoyada sobre un montículo; y los puentes gemelos de Matadero y del Invernadero, que están cubiertos por una especie de 'cáscara de nuez' y decorados interiormente con mosaicos que representan a vecinos de la zona.

Muchos de los puentes y pasarelas --como el de Segovia o la Arganzuela-- cuentan con espacios reservados para mirador, desde los que se pueden contemplar algunas de las mejores vistas de la ciudad, especialmente la cornisa monumental. Además, en el proyecto se han incluido otros 'belvederes' como el de la huerta de la Partida, la Glorieta de San Vicente o el bulevar de la avenida de Portugal. Todos los puentes y pasarelas son accesibles.

ZONAS ESPECÍFICAS

Junto a la creación de este corredor verde, el Consistorio ha aprovechado la ocasión que presentaba este proyecto para sembrar la zona con espacios de ocio, deportivos, infantiles o para mayores.

En concreto, Madrid Río cuenta con 33 pistas deportivas para practicar patinaje, fútbol, ciclismo extremo, balonmano, pádel, voleybol, tenis o escalada. Además, en el río se construirá (durante la próxima legislatura) un canal de remo.

Además, los niños podrán disfrutar de 17 áreas de juegos infantiles con 65 elementos diferentes, que están distribuidas por el Salón de Pinos y por el parque de la Arganzuela, y que están pensados para diferentes grupos de edad.

Llaman la atención el barco pirata de tamaño natural por el que los más pequeños pueden trepar y descolgarse; el conjunto de toboganes gigantes con diferentes diseños, o los juegos de troncos, cuerdas y caucho que configuran telas de araña, hamacas, puentes colgantes o lianas. Asimismo, una tirolina gigante hará las delicias de los chavales madrileños.

En cuanto a los más mayores, se han construido tres zonas de actividades saludables con aparatos de ejercicios para mantenerse en forma, además de haberse instalado doce mesas de juegos y siete pistas de petanca.

UNIR LO NUEVO Y LO VIEJO

Y para dar servicio a todas estas posibilidades el Consistorio licitará unos 40 quioscos-terraza para cubrir todo el parque, negocios que compartirán estética y que irán abriendo poco a poco.

Estas nuevas estructuras adoptarán una línea sencilla para integrarse mejor en el entorno, donde confluye una gran cantidad de elementos monumentales como los puentes de Segovia o del Rey, pero también la Puerta del Rey o la ermita de la Virgen del Puerto, que también ha sido recuperada y puede ser visitada.

Y para completar la oferta de Madrid Río, el Matadero, uno de los principales espacios culturales municipales de la capital y cuya obra de rehabilitación están llegando a su fin. Otros recursos culturales de la zona son el Centro de Interpretación del Río Manzanares o el Invernadero de Arganzuela, así como las diferentes actividades que se programen en las explanadas diseñadas para grandes eventos.

Para mantener la seguridad en la zona, el proyecto ha incluido también la construcción de una nueva Comisaría de Policía Municipal que ya lleva unos meses en funcionamiento.

Además de la creación de las 120 hectáreas de parques, el proyecto de Madrid Río también ha supuesto la mejora de la calidad del propio Manzanares con la reestructuración de su cajero. Asimismo, también se ha intervenido en las calles adyacentes, modificando aceras y calzadas para hacerlas más acordes con el espacio.

Para facilitar a madrileños y turistas la visita de este extenso ámbito, el Ayuntamiento ha editado --en español, inglés, francés y alemán, y también en versión sonora para discapacitados-- un plano de toda la zona donde se identifican los espacios de ocio, deportivos, nuevos iconos, miradores y puentes y pasarelas.