Madrid repite refuerzo de seguridad: sin camiones y con accesos blindados

La Policía moviliza a 500 agentes para la final de Champions

Pantallas gigantes en el Bernabéu para ver la final

madrid

| 03.06.2017 - 08:34 h
REDACCIÓN

La Policía Nacional movilizará durante este fin de semana a 500 agentes en el caso de que el Real Madrid gane la final de la Champions que se disputa el sábado por la noche. La Delegación del Gobierno ha anunciado que, entre otras medidas, se volverá a limitar el tráfico de camiones en la capital.

También se hará un "exhaustivo control" de acceso a la zona de la Cibeles, lugar habitual de celebración del equipo blanco, impidiendo que los aficionados que se congreguen allí lleven alcohol, vidrio u otros objetos peligrosos. Asimismo, se instalarán elementos disuasorios en determinadas calles para evitar la entrada de vehículos en los lugares de máxima concentración de personas.

Las medidas se han adoptado teniendo en cuenta la instrucción de la semana pasada dada por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien anunció que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado mantendrán la "tensión" del dispositivo durante toda la celebración de los eventos, es decir "antes, durante y hasta la finalización de los mismos". La medida se comunicó tras el último atentado en Manchester cometido por un terrorista suicida al término de un concierto.

Las citadas fuentes han precisado que otros seis agentes de la Policía Nacional se desplazarán a Cardiff, donde se disputa la final entre el Real Madrid y la Juventus, para colaborar con las autoridades locales en el dispositivo de seguridad en torno al equipo español y los miles de aficionados que vivirán el partido de fútbol en la capital de Gales.

SEGUIMIENTO DEL PARTIDO EN EL BERNABEU

El Real Madrid, al igual que ya hizo el año anterior, abrirá las puertas del Santiago Bernabeu para que sus aficionados puedan ver, a través de pantallas de vídeo instaladas en el terreno de juego, el encuentro entre la Juventus de Turín y el Real Madrid. Como consecuencia de ello se montará un dispositivo de seguridad similar al de los partidos que se celebran en el estadio madridista, con una previsión de lleno en sus gradas.

Es decir, habrá controles en los accesos al campo y restricciones de tráfico en la zona, por lo que se recomienda que los aficionados que tengan pensado acudir lo hagan con suficiente antelación.

Si finalmente el Real Madrid gana el encuentro, previsiblemente miles de aficionados se dirigirán a la plaza de Cibeles para festejarlo. Por ello, la Delegación del Gobierno ha pedido al Ayuntamiento que impida el paso de camiones grandes y vehículos de más de más de 3.500 kilos de peso desde las 20 horas del sábado hasta las 4 horas del domingo en el perímetro central de la Plaza de Colón, Puerta de Alcalá, confluencias de la calla Alcalá con la Gran Vía, Neptuno y calles del perímetro.

El despliegue de seguridad se extenderá también al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, de donde partirán los aficionados madridistas rumbo a Cardiff.

La mayoría de ellos viajarán el mismo sábado 3 de junio en vuelos chárter. Un dispositivo que se desplegará también para la llegada del equipo y de los aficionados la madrugada del domingo.

CONCIERTO DE GUNS AND ROSES

Además, la Delegación del Gobierno también ha previsto un despliegue especial en el entorno del estadio Vicente Calderón donde se celebrará el concierto de Guns and Roses, el domingo 4 de junio, a las 20.00 horas, para el que se prevé la asistencia de unas 50.000 personas.

Se controlará exhaustivamente la entrada al campo y, como ya se ha hecho en eventos anteriores, se colocarán elementos disuasorios en las calles adyacentes para impedir la entrada de vehículos en perímetro de seguridad.

ESPECIAL FINAL DE LA LIGA DE CAMPEONES CARDIFF 2017