Madrid recuerda a las víctimas del holocausto y llama a frenar el odio

Cifuentes insta a "mantener la guardia alta" para que no prosperen fanatismos

La comunidad judía madrileña censura el antisionismo de la izquierda radical

madrid

| 27.01.2017 - 15:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha instado hoy a "mantener la guardia alta" para que "no prosperen otras formas de fanatismo en nuestras sociedades" como el antisemitismo y ha defendido el estudio del terrorismo en los centros escolares para "desterrar todo relato justificativo". Así lo ha señalado en el acto celebrado en la Asamblea de Madrid en recuerdo del Holocausto judío, en el 72 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz (Polonia).

Cifuentes ha lamentado el asesinato de "millones de judíos" e individuos de otras minorías que fueron "perseguidos y masacrados" durante la Alemania nazi, como los gitanos, las personas discapacitadas, los homosexuales y los disidentes políticos. "Sigue siendo preciso y muy necesario mantener la guardia alta para evitar que esas y otras muestras de fanatismo prosperen en nuestras sociedades", ha comentado.

En su discurso, ha asegurado que el Gobierno regional está trabajando para "atajar todo indicio de intransigencia" y se ha referido a iniciativas legislativas presentadas por su Ejecutivo en la Asamblea de Madrid, como la Ley de delitos de odio o la de víctimas del terrorismo. La segunda, según ha explicado, busca garantizar el estudio del terrorismo en los centros escolares "para desterrar todo relato justificativo del mismo y que se mantenga en la memoria de generaciones venideras".

Por otro lado, ha destacado que la Comunidad de Madrid difunde en la actualidad la memoria del Holocausto con proyectos de formación de docentes sobre este asunto y una biblioteca específica que ya cuenta con un millón de ejemplares. "De este modo, trabajamos para hacer frente a la necesidad de recordar, luchando contra el olvido y trabajando por una sociedad donde no quepa la deshumanización del otro o la educación en el odio", ha resaltado.

Al acto han acudido los portavoces de todos los grupos parlamentarios excepto el del PSOE-M, Ángel Gabilondo, que estaba en la celebración del día del docente en el Parlamento de Cantabria.

También ha asistido la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, que ha indicado que el Holocausto "no fue una consecuencia terrible de una ya de por sí terrible guerra" sino un "metódico plan para borrar al pueblo judío de la faz de la tierra". "El Holocausto, dentro de su vileza, ha de servirnos de lección, sobre todo para los más jóvenes, para que sepan que hubo un tiempo en el que el ser humano se degradó hasta extremos inimaginables, y que ese acto de crueldad extrema no puede, de ninguna de las maneras, volver a ocurrir", ha declarado.

El público (entre los que había alumnos del centro Ibn Gabirol - colegio Estrella Toledano, en Alcobendas) ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas del Holocausto en el acto, en el que también se han encendido velas y se ha leído un poema judeoespañol escrito por Moshe Haelion, uno de los supervivientes.

UNA SUPERVIVIENTE DE AUSCHWITZ

Con 92 años, Annette Cabelli, otra de la supervivientes del Holocausto que actualmente reside en Niza (Francia), ha protagonizado uno de los momentos más emotivos al relatar su estancia en el campo de concentración de Auschwitz, donde ingresó con 17 años con un hermano y su madre, que murió nada más entrar.

"Había seis mujeres que ponían la ducha muy caliente, chillamos porque estaba caliente y ellas se reían. Después ponían el agua helada, helada", ha recordado.

El embajador de Israel en España, Daniel Kutner, ha comentado que hoy los judíos tienen un estado propio en el que los judíos "en caso de necesidad imperiosa tienen dónde encontrar refugio". "Debemos defender al estado judío, al estado de Israel, para que prospere su patria histórica, en paz con sus vecinos, y oponernos a los que quieren su destrucción y le niegan su derecho a defenderse", ha añadido.

Por su parte, el presidente de la comunidad judía de Madrid, David Hatchwell, ha lamentado que "sigue existiendo muchísimos países y sociedades, sobre todo en el mundo árabe, absolutamente intoxicadas por un antisemitismo arraigado hacia todo lo judío". "También en Europa, y especialmente en España, ha habido una oleada despreciable de campañas incitando a boicotear Israel. Estas campañas disfrazan con discursos políticos humanitarios de supuesto apoyo palestino, pero no son más que una forma nueva de antisemitismo", ha afirmado.

Asimismo, ha alertado de la existencia de "nuevos nazis" como el autodenominado Estado islámico, "que secuestran, violan, torturan y asesinan a seres humanos".

ACTO EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Ayuntamiento de Madrid ha honrado hoy a las víctimas del holocausto en el 72 aniversario de la liberación del campo de Auschwitz, en un acto donde los representantes de las comunidades judía, gitana, de personas LGTBi y de republicanos españoles deportados han llamado a frenar los mensajes de odio que actualmente amenazan a las sociedades democráticas.

Tras el canto de un poema y la celebración de un minuto de silencio, el tercer teniente de alcalde de la capital, Mauricio Valiente ha considerado que la memoria y el reconocimiento a las víctimas es "un pilar imprescindible" para que en el futuro se eviten el odio y la discriminación.

Valiente ha expresado el rechazo de Madrid a quienes nieguen, de forma parcial o total, el holocausto como hecho histórico y ha rendido homenaje a los cerca de seis millones de personas víctimas del exterminio nazi; una "memoria cargada de futuro que reconoce el derecho a la verdad", ha asegurado, y ha recalcado la importancia de la sociedad sepa lo ocurrido para que no se repita.

Tras Valiente ha tomado la palabra David Hatchwell, presidente de la comunidad judía en Madrid, quien ha alertado que el antisemitismo vivido en Europa en el siglo XX toma hoy la forma de antisionismo y se refleja en boicots a los productos del Estado de Israel.

Estos sabotajes son en ocasiones defendidos en pos de intereses humanitarios y propalestinos por una izquierda radical "ignorante" pero tras ellos subyacen, a juicio de Hatchwell, los mismos mensajes de odio.

LA COMUNIDAD JUDÍA MADRILEÑA CENSURA EL ANTISIONISMO DE LA IZQUIERDA RADICAL

El presidente de la Comunidad Judía de Madrid, David Hatchwell, ha cargado hoy contra el antisionismo que la "izquierda radical ignorante" hace, a su juicio, mediante sabotajes a los productos de Israel, la forma "moderna" que ha adoptado el antisemitismo del siglo XX en Europa para Hatchwell.

El representante de la comunidad judía, ha alertado hoy en el homenaje del Ayuntamiento de Madrid a las víctimas del exterminio nazi, que se celebra en el 72 aniversario de la liberación del campo de Autchwitz que, aunque estas acciones se toman en ocasiones enarbolando mensajes políticos humanitarios y propalestinos, tras ellas subyace, a su juicio, la misma ideología de odio.

Estas "oleadas despreciables" de llamamientos a boicotear a Israel, que se dan en Occidente y "especialmente en España", según Hatchwell son "nuevas formas de antisemitismo".

Hatchwell, que ha tomado la palabra tras el tercer teniente de alcalde de la capital, Mauricio Valiente, ha recordado que el exterminio de seis millones de personas por parte del régimen nazi ocurrió "a la luz del día y bajo la mirada silenciosa de Occidente" y ha considerado que la lección "no ha sido aprendida".

Junto al antisionismo que se da en redes, en la derecha o en esa izquierda radical, Hatchwell ha alertado de que "la gran mayoría de los países árabes" están "intoxicados con un antisemitismo arraigado contra todo lo judío y por supuesto ante el estado judío de Israel". También ha censurado que se cabalgue con un "régimen con intenciones nazis" como es, a su parecer, el iraní, que niega la Soah mientras "amenaza y se prepara para cometer un genocidio nuclear" y ha alertado de los "asesinatos masivos" que viven comunidades minoritarias como cristianos o yazidíes en África.

El presidente de la comunidad judía madrileña ha recordado también a las minorías que fueron víctimas de la Soah, judíos, personas LGTBI, disidentes políticos y republicanos españoles o personas con discapacidad, a quienes ha considerado "hermanos en el sufrimiento" y ha apuntado que recordar la Soah es "trabajar en la humanización del ser humano".

Hachwell ha llamado a que el holocausto se incluya en los currículum y las pruebas educativas, una petición que han compartido el resto de representantes de las comunidades LGTB, judía, de gitanos y de deportados españoles y ha asegurado que trabajan por el conocimiento de su comunidad en Madrid, ciudad "ejemplo de convivencia y respeto".