Madrid rechaza condonar los intereses de deuda a las Comunidades incumplidoras

El Gobierno propondrá dejar al 0% el interés de la deuda de las autonomías

Cristóbal Montoro, llevará esta propuesta al Consejo de Política Fiscal y Financiera

González "en contra" de que se beneficie a las Comunidades "incumplidoras"

Salvador Victoria: Es un "agravio comparativo"

madrid

| 18.12.2014 - 13:43 h
REDACCIÓN

El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha calificado de "agravio comparativo" la posibilidad de que el Gobierno asuma el coste de los intereses de la deuda contraída por algunas comunidades autónomas a través de mecanismos extraordinarios de financiación.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Victoria se ha pronunciado así tras conocerse que el Gobierno va a proponer a las comunidades una "mutualización" de la deuda que han contraído a través de los distintos mecanismos de financiación habilitados por el Estado y de la que puedan contraer en el futuro a través de la reducción de los tipos del interés al 0%.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llevará esta propuesta al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebrará la próxima semana.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha anunciado que el Gobierno autonómico estará "en contra" de que el Ejecutivo premie a las regiones "incumplidoras".

Tras señalar que no conocen aún la propuesta de Hacienda, González ha indicado que si es una medida dirigida a reducir el coste de los intereses "para todas las comunidades autónomas en condiciones de igualdad" y "con carácter retroactivo", le parece bien. Sin embargo, ha advertido de que si lo que se busca es seguir beneficiando a las comunidades que han cumplido, se opondrán.

"Si lo que se pretende es seguir beneficiando de nuevo a las más incumplidoras y, bajo la apariencia de beneficiar a las que cumplimos, buscar otras formulas de intervención para condicionar nuestra gestión, estaremos en contra", ha explicado el presidente de la Comunidad.

Según el portavoz del Gobierno regional Salvador Victoria, el posible "perdón con carácter retroactivo de los intereses" de la deuda a las comunidades sería una "segunda discriminación" para la Comunidad de Madrid, después de que otras comunidades que no adecúan sus gastos a los ingresos hayan gozado de miles de millones de euros de financiación del Estado.

Esto supone, a juicio del portavoz del Gobierno, que ha indicado que todavía desconoce los pormenores de esta medida, un beneficio para comunidades que han incumplido el déficit con respecto a Madrid, lo que según ha indicado la administración madrileña no va a "consentir".

A la pregunta de si la Comunidad de Madrid se arrepiente de no haber recurrido a estos mecanismos ahora que existe la posibilidad de que las autonomías puedan ahorrarse los intereses, Victoria ha asegurado que la administración regional ha hecho lo más adecuado a los intereses de Madrid y ha permitido generar "importantes ahorros".

MADRID APORTA SIETE DE CADA DIEZ EUROS AL FONDO DE SOLIDARIDAD MIENTRAS SE PREMIA A QUIEN NO CUMPLE

Victoria ha considerado "evidente" que la Comunidad de Madrid se va a oponer a cualquier decisión que pueda suponer un "agravio comparativo" para la Comunidad de Madrid y un "premiar" a las comunidades que no cumplan el objetivo de déficit.

Ha recalcado que Madrid es la comunidad más solidaria de España y aporta siete de cada diez euros del fondo de solidaridad, mientras que una comunidad como Cataluña ha recibido más de 25.000 millones en los últimos años, lo que supone un 40 % del total, que ha destinado a gastos "superfluos" e "innecesarios" como "embajadas" o la "consulta soberanista".

La posible condonación, según el portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, supondría además estimular el endeudamiento publico.

"MUTUALIZACIÓN" DE LA DEUDA

El Gobierno central va a proponer a las comunidades autónomas una "mutualización" de la deuda que han contraído a través de los distintos mecanismos de financiación habilitados por el Estado y de la que puedan contraer en el futuro a través de la reducción de los tipos del interés al 0%.

Montoro ha confirmado en los pasillos del Congreso la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera y la habilitación de nuevas medidas de financiación para las comunidades autónomas. Unas medidas que finalmente pasarán por la refinanciación de la deuda contraía con el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que asciende a 62.800 millones en tres años, y con los mecanismos de pago a proveedores.

En este caso también se beneficiarán de las nuevas condiciones los ayuntamientos que recurrieron a los mecanismos de pago a proveedores, un asunto que se tratará también la próxima semana en la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL).

También se financiará al 0% la deuda que todas las comunidades, no sólo las nueve adheridas al FLA, asuman en el futuro, para lo cual se aprobarán cambios legales en el último Consejo de Ministros del año.

Fuentes de Hacienda no han precisado el ahorro que esta rebaja de intereses puede conllevar para las comunidades, pero han apuntado que las medidas aprobadas el pasado 31 de julio (rebaja de tipos al 1% y ampliación en un año del plazo de carencia) dotaron a las comunidades adheridas al FLA de más de 4.000 millones de liquidez.

De este modo, el Gobierno ha descartado aplicar una quita a la deuda de las autonomías y ha optado por mejorar las condiciones de su financiación. El Consejo de Política Fiscal y Financiera de la próxima semana también estudiará un "FLA social" para que los ayuntamientos puedan cobrar las deudas que las comunidades mantienen con ellos por la prestación de servicios sociales.

Asimismo, verá los planes económico-financieros de Cataluña, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia, cuatro comunidades incumplidoras del objetivo de déficit en 2013 cuyos planes de ajuste no fueron aprobados en el Consejo del 31 de julio.

El Gobierno ofrecerá a todas las autonomías adherirse a un "verdadero plan de choque" para acceder a medicamentos y a tecnología sanitaria sin coste adicional para ellas, lo que les permitirá mejorar el gasto en materia sanitaria.