Madrid participa en las pruebas piloto del "Autobús Europeo del Futuro"

Pantallas en paradas y autobuses ofrecen los tiempos de espera de autobuses y Cercanías

madrid

| 18.10.2011 - Actualizado: 15:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid participa en las pruebas piloto del 'Autobús Europeo del Futuro', que se están desarrollando en siete ciudades europeas, y que han comenzado este martes en cuatro paradas de 30 autobuses en el trayecto desde Majadahonda al intercambiador de Moncloa. Según la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que ha asistido al inicio de las pruebas, "es un honor para la Comunidad de Madrid poder contribuir al diseño del 'autobús del futuro' junto con otras siete ciudades europeas, impulsando un importante salto tecnológico en el transporte público que es muy beneficioso para Madrid y para toda Europa".

En este proyecto de I+D+i participan once países europeos y la participación de la Comunidad de Madrid consiste en poner en marcha un sistema de información al viajero desarrollado por el Consorcio Regional de Transporte con la participación de Universidad Politécnica de Madrid.

Las pantallas instaladas en cuatro paradas de autobuses de Majadahonda ofrecen información sobre los tiempos de espera no sólo de los autobuses sino también del Cercanías, con lo que el viajero podrá conocer el tiempo de espera de cualquier medio de transporte cercano a esta parada.

A la información de la EMT y de la red de Cercanías se incorporarán posteriormente los tiempos de espera de los 33 operadores de autobuses interurbanos, Metro y Metro Ligero cercanos a la parada en cuestión, una información que el usuario podrá obtener enviando un SMS con la palabra CRTM al 215976 por bluetooth.

Las pantallas en el interior de los autobuses de las líneas 651, 651A, 652, 653, 654 y 655, ofrecerán también en tiempo real la duración del viaje e incidencias en el trayecto, como el estado de tráfico del Bus-VAO, en el caso de Majadahonda, y toda la información se coordina desde el Puesto de Gestión Central del Consorcio de Transportes de Madrid.

LAS PANTALAS INFORMATIVAS SE EXTENDERÁN A MÁS DE 2.000 AUTOBUSES INTERURBANOS

Aguirre ha explicado que "este servicio va a extenderse en los próximos meses a los más de 2.000 autobuses interurbanos de la Región, que dispondrán de la tecnología necesaria antes de fin de año. Y de aquí a 2013 van a instalarse más de 600 pantallas en marquesinas distribuidas por toda la Comunidad".

El proyecto de I+D+i del Sistema de Autobús Europeo del Futuro (EBSF según sus siglas en inglés) puesto en marcha por la Comisión Europea, está coordinado por la Organización Internacional de Transporte Público, ha explicado Aguirre.

El proyecto, en el que la Comunidad de Madrid participa desde su inicio en septiembre 2008, reúne a los cinco principales fabricantes europeos de autobuses y a otros 42 socios de un total de 11 países.

Además de Majadahonda, participan en las pruebas piloto simultáneas las ciudades de Rouen, Gotemburgo, Roma, Bremerhaven, Budapest y París, y en cada una se está probando una parte del proyecto del autobús.

El objetivo es poner en común las conclusiones, en noviembre de 2012, para diseñar entre todos un prototipo de autobús que incorpore los avances y mejoras alcanzados mediante este trabajo conjunto y mejorar la gestión del servicio mediante la aplicación de diferentes innovaciones tecnológicas.

Los cuatro prototipos de nuevos vehículos han sido realizados por Volvo, Man, Mercedes-Evobus e Irisbus y van a probarse en Gotemburgo, Budapest, Bremerhaven y Roma.

Los otros tres proyectos se están probando en autobuses convencionales que ya están en circulación como en Madrid, centrado en la mejora de la información en tiempo real, ya que "conocer con exactitud los tiempos que se va a tardar es importantísimo, porque hace más atractivo el transporte público", ha señalado Aguirre.

En Gotemburgo se están probando medidas para mejorar la ergonomía de los autobuses, en Roma medidas de modularidad para aumentar su capacidad interna, mientras que en Alemania las pruebas consisten en facilitar el acceso señalizando la puerta más cercana a los espacios libres o la indicación mediante una señal luminosa de los asientos libres.

En Budapest y en París las innovaciones están dirigidas a potenciar el mantenimiento remoto y optimizar el consumo energético, mientras que en Ruán se prueba una plataforma que se despliega en la parada cuando se acerca el autobús para mejorar la accesibilidad.