Madrid introduce el copago en la teleasistencia para los nuevos usuarios

(Archivo)

madrid

| 01.07.2013 - 09:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Madrid empieza a aplicar un sistema de "copago progresivo" en el servicio de teleasistencia para los nuevos usuarios, que se extenderá al conjunto de los beneficiarios a partir del 1 de enero de 2014.

Cuando el copago se generalice el próximo año, el 34,3% de las madrileños que cuentan con teleasistencia, los que tienen rentas por debajo de 460 euros al mes, seguirá exento del pago de este servicio, mientras que un 7,9%, aquellos que perciben una renta superior a los 999 euros mensuales, abonará el máximo: 12 euros al mes.

Entre ambos extremos, el 25,3%, los que tienen una pensión entre 460 y 614 euros, pagará tres euros al mes; el 18%, los que cobran entre 614 y 768 euros, seis euros; y el 13%, lo que perciben entre 768 y 999 euros, nueve euros, según datos facilitados por el Ayuntamiento.

Hasta ahora, los usuarios con pensión máxima contributiva pagaban la totalidad del coste del servicio y por debajo de esa cantidad estaban exentos, como lo estaban también todos los mayores de 80 años independientemente de sus ingresos.

El Gobierno municipal de Ana Botella ha recordado que este copago se aplica en cumplimiento de la ley de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid de 2003 y con el objetivo de "hacer sostenible el servicio de teleasistencia".

La teleasistencia, que permite al usuario contactar con un servicio de atención permanente a través de la línea telefónica y mediante un dispositivo portátil, está instalada en alrededor de 110.000 domicilios de la capital en los que viven más de 133.000 personas mayores.

Esta cifra supone una cobertura del 21,5% de la población mayor de 65 años, cuando la media nacional es del 8,42%, y del 45% respecto a los mayores de 80 años, según el Ayuntamiento.