Madrid importa de EEUU el ejercicio para embarazadas, madres... y sus bebés

Las mamás sólo tienen que llevar una esterilla, agua y una manta para el bebé

madrid

| 15.06.2013 - 15:09 h
REDACCIÓN
Más sobre: MamfitSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al poco tiempo de tener a su primer bebé, Emma Soteras se apuntó a clases de ejercicio postparto en Tucson (Arizona, EEUU), una idea que esta gimnasta artística decidió importar al regresar a España con la creación de una empresa que hoy organiza en el Retiro una demostración al aire libre para madres y embarazadas en la que pueden acompañarles sus hijos.

"Una vez que te quedas embarazada quieres aprovechar todo el tiempo que puedas con tu bebé recién nacido", asegura en una entrevista a Efe la fundadora de Mamafit, una empresa con la que asegura que ha conseguido su propósito de que las madres disfruten del ejercicio físico con sus hijos.

Cuando vivía en la ciudad estadounidense de Tucson, esta gimnasta artística, que además es diplomada en Magisterio de Educación Especial, no tenía con quien dejar a su hija recién nacida, por lo que decidió apuntarse con ella a unas clases de entrenamiento personal dirigidas a madres y embarazadas.

La experiencia le gustó tanto que un año antes de volver a España, en 2009, buscó la posibilidad de seguir practicando allí ejercicio en compañía de la menor.

"No encontré nada", lamenta, por lo que trató de averiguar la manera de traer la franquicia estadounidense, que no le pudo vender la idea porque sólo era posible exportarla a países del norte de Europa.

Ante esta situación, se lanzó a crear con la ayuda económica de su familia su propia empresa, una sociedad limitada que se constituyó "muy rápidamente": en mayo de 2010 hizo los trámites burocráticos y un mes después la puso en funcionamiento en una cadena de gimnasios de Barcelona, ciudad en la que reside en la actualidad.

Ahora Mamifit está presente en otras cinco ciudades españolas (Madrid, Granada, Girona, Sabadell y Lleida), en las que se imparten clases tanto en centros como en espacios al aire libre, donde las madres sólo tienen que llevar una esterilla, agua y una manta para el bebé.

De hecho, hoy se organizarán demostraciones simultáneas gratuitas de postparto de 11:00 a 12:00 horas con entrenadoras personales en parques de todas estas provincias, como el Retiro en Madrid o la Ciudadela en Barcelona, para ayudar "a todas las madres a ponerse en forma" de cara al verano.

De hecho, en la página web de Mamifit sostienen que "hay muchas mamás o futuras mamás por España que quieren hacer ejercicio y no pueden porque en los gimnasios no están permitidos los niños y cuando estás embarazada sientes como todo el mundo en la sala te mira".

La fundadora de la empresa, que ahora está embarazada de su tercer hijo, propone para las mujeres que han dado a luz o están a punto de hacerlo un método "hipopresivo" que consiste en trabajar la faja abdominal y el suelo pélvico, especialmente beneficioso para la recuperación tras el parto.

Lo combina con los ejercicios que aprendió en Estados Unidos que buscan "tonificar" además de "recuperar el equilibrio y la resistencia cardiopulmonar que se suele perder con el embarazo".

Con todo ello, afirma que se evita la depresión pre y postparto y se recupera el cuerpo que las madres tenían antes de quedarse embarazadas.

También destaca los beneficios de compartir clase con otras madres en situaciones similares porque "se hacen grandes amistades", y anima a que se lleven a sus hijos, que a partir de las seis semanas de vida ya pueden unirse a esta práctica.

Es "un seguro antisedentarismo" que ayuda "a adquirir un hábito tan saludable y recomendado como hacer ejercicio", expone.

Además de las clases de grupo de preparto y postparto, hay entrenadoras personales a domicilio, así como clases en inglés en las que niños de 3 a 5 años pueden "combinar el aprendizaje del idioma con la psicomotricidad".