Madrid implantará el pago de parquímetro por móvil desde 2014

Se abonará por zona y tecnología del coche

madrid

| 30.07.2013 - Actualizado: 15:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Pagar el parquímetro desde el teléfono móvil o con tarjeta prepago será posible en toda la ciudad a partir de "mayo o junio de 2014", como ha avanzado este lunes el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito.

Sanjuanbenito ha hecho este anuncio en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que se ha aprobado el nuevo contrato para el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) inteligente, que incluirá nuevos criterios, como el nivel de ocupación de la zona en la que se estacione y la tecnología del vehículo.

Con el SER inteligente cada coche pagará su estacionamiento en superficie teniendo en cuenta no sólo la zona, el tipo de plaza y el tiempo sino dos nuevos criterios: la tecnología del vehículo y el nivel de ocupación del punto de la ciudad donde se aparque.

Pagar con medios electrónicos será posible de la mano de la nueva ordenanza de Movilidad, que será aprobada en otoño. En ella, como han adelantado fuentes municipales, se incluirá la posibilidad de prolongar una hora el estacionamiento, es decir, pasar a dos en el caso de zona verde y a tres en la azul.

El SER inteligente bonificará o penalizará en función de las emisiones de óxido de nitrógeno y los vehículos se clasificarán aplicando la normativa de homologación europea Euro y su tecnología.

Sanjuanbenito ha puntualizado que con el criterio ambiental y tecnológico de la tarifa no sólo se penalizará a los vehículos sino que incluso se les puede bonificar. "Nuestro cálculo es que el 70 por ciento de los coches que circulan por Madrid pagarían igual o menos de SER", ha apuntado.

Después de contactar con los fabricantes de automóviles "para adaptarse a la realidad", el Ayuntamiento establecerá cinco categorías de vehículos. Con dos de ellas se obtendrán bonificaciones, con una de ellas las tarifas quedarán como hasta ahora y con las dos restantes se producirán penalizaciones. Los importes aún no están decididos, como ha apuntado Sanjuanbenito, ya que las tarifas se incluirán en las ordenanzas fiscales, que se aprueban a final de año.

Para hacer posible este salto tecnológico, a los parquímetros se les irá dotando de un teclado alfanumérico en sustitución del actual de letras y números en una sola tecla. Una pantalla guiará de forma intuitiva al conductor sobre los pasos a seguir.

AHORRO DE 103 MILLONES EN DOCE AÑOS

En el nuevo contrato integral aprobado se incluye tanto el SER como el control a través de cámaras de acceso a las áreas de prioridad residencial y vías restringidas así como la gestión de la señalización vial fija y especial de la ciudad. También incluye otras prestaciones como el alquiler público de bicicletas en Zonas de Bajas Emisiones.

La inversión prevista es de 884 millones de euros e implica, en palabras de la alcaldesa, Ana Botella, un ahorro a las arcas municipales de 8,6 millones de euros al año y un total de 103 millones durante los doce años de vigencia del contrato.

El nuevo modelo de gestión, en vigor desde el 1 de noviembre, integra prestaciones complementarias en un mismo contrato con el uso de indicadores de calidad como forma de control de los trabajos vinculando el pago a la obtención de resultados, una nueva forma de contratar en la que el Ayuntamiento es pionero. En este en concreto supone la integración en uno de hasta doce contratos diferentes, que se irán incorporando de manera escalonada.

Botella ha apuntado que con este modelo de contrato integral se busca "asegurar la calidad en los servicios, una mayor eficiencia en la contratación, ahorros por sinergias y economías de escala y reducir el gasto por la gestión unificada de los contratos". Asimismo, la alcaldesa ha hecho especial énfasis en la apuesta por la "máxima transparencia" al eliminar cualquier criterio subjetivo.