Madrid es la región con mayor número de trabajadores con educación superior

(Archivo)

madrid

| 14.01.2013 - 18:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid es la región española con mayor número de trabajadores con nivel de educación superior, más de 1,3 millones, un 49,9 por ciento de la población ocupada en el tercer trimestre de 2012, lo que en términos porcentuales sitúa a Madrid sólo por detrás del País Vasco (54,4 por ciento), según un estudio de Adecco y de Barceló y Asociados.

Para este estudio, los niveles formativos se han dividido en cuatro: educación primaria (que incluye a quienes completaron esa etapa educativa, a quienes no lo hicieron y a quienes no tienen ningún tipo de estudios); educación secundaria incompleta; educación secundaria completa (los que acabaron secundaria y quienes completaron cursos de formación profesional para los que sí se requiere un título de secundaria), y educación superior, que abarca desde enseñanzas técnico-profesionales de grado superior, hasta doctorados, incluyendo también estudios universitarios incompletos y maestrías.

Así, la población ocupada de la Comunidad de Madrid se distribuye entre un 49,9 por ciento con educación superior, un 25,2 por ciento con educación secundaria completa, un 18,2 por ciento con educación secundaria incompleta, y un 6,7 por ciento con educación primaria.

Las únicas comunidades en las que el grupo de personas con educación superior no es el más importante entre la población ocupada son Extremadura (31 por ciento), Castilla-La Mancha (30,8 por ciento) y Baleares (27,5 por ciento). En los tres casos, esta posición corresponde a los ocupados con educación secundaria incompleta.

En términos absolutos, la Comunidad de Madrid (1.376.100), Cataluña (1.104.300) y Andalucía(912.300) son las autonomías con mayor número total de personas ocupadas con educación superior, y también con mayor número de personas ocupadas en general. Entre las tres suman la mitad del total de ocupados con mayor nivel formativo de toda España.

A nivel nacional, el colectivo de personas con educación superior representa el grupo más numeroso entre la población ocupada, que asciende a 17,3 millones de personas, con más de 6,8 millones de personas, un 39,4 por ciento.

Por su parte, las personas con formación primaria suponen el 10 por ciento del total de personas ocupadas (1.734.800 trabajadores), mientras que los ocupados con educación secundaria incompleta suponen el 26,5 por ciento del total (4.584.400 personas), y los que tienen educación secundaria completa el 24,1 por ciento (4.172.600 personas).

A MENOR NIVEL DE FORMACION, MAYOR DESTRUCCION DE EMPLEO

El estudio apunta que desde el tercer trimestre de 2008 hasta el tercer trimestre de 2012, el número de ocupados se ha reducido en España un 14,9 por ciento. A menor nivel de formación, la destrucción de empleo ha sido mayor, pues entre las personas con educación primaria, la caída de la ocupación en estos cuatro años ha sido del 41,3 por ciento.

Entre los que no completaron la secundaria, el empleo se ha reducido un 17,4 por ciento, mientras que entre los que sí la completaron el recorte llega al 16,6 por ciento. Por el contrario, a los trabajadores con educación superior la crisis les ha afectado "mínimamente", según el estudio, pues su número de empleados ha disminuido un 0,1 por ciento en el periodo analizado.

MADRID, LA COMUNIDAD MAS EQUILIBRADA POR SEXOS

En cuanto a la distribución de la población ocupada por sexos, Madrid es la comunidad autónoma más equilibrada entre ambos sexos, con un porcentaje de hombres del 52,2 por ciento, seguida de Galicia (52,9 por ciento) y Asturias (53 por ciento).

El nivel formativo de educación superior es el más importante para las mujeres, siendo País Vasco, Navarra y Madrid donde más mujeres ocupadas (56,7 por ciento, 51,7 por ciento y 50,9 por ciento, respectivamente) corresponden a este segmento, y las tres únicas en las que este porcentaje representa más de la mitad. La única excepción es Baleares, donde el grupo más numeroso es el de mujeres ocupadas con educación secundaria completa.

En el caso de los hombres, en diez comunidades autónomas se produce la misma situación: el grupo de ocupados más importante es el de aquellos que tienen educación superior, destacando también el País Vasco, Madrid y Navarra, donde los hombres con educación superior suponen, respectivamente, el 52,4 por ciento, el 49 por ciento y el 41,5 por ciento de los ocupados de dicho sexo. En las otras siete autonomías prevalece el grupo de educación secundaria incompleta.

En el grupo de ocupados con educación primaria, las mujeres ocupadas son más en Asturias y en la Comunidad de Madrid. Mientras que en el grupo de educación secundaria completa, las mujeres ocupadas superan a los varones en esa situación en Madrid.

A nivel nacional, en ambos sexos, el grupo con más peso en el total es el de la educación superior. Los hombres representan el 36,3 por ciento frente a un 43,2 por ciento de las mujeres.

En los últimos cuatro años, los hombres han sufrido en todos los grupos formativos la mayor parte de los despidos. Así, el número de varones ocupados ha disminuido un 19,5 por ciento, mientras que el empleo en el caso de las mujeres ha descendido un 8,6 por ciento.

En ambos sexos, casi tres cuartas partes de los puestos de trabajo perdidos desde el tercer trimestre de 2008 corresponden a personas con educación primaria o secundaria incompleta (71,8 por ciento en el caso de los hombres y 74,1 por ciento en el de las mujeres).

Las mujeres con educación superior han aumentado su ocupación durante la crisis, con 98.600 puestos de trabajo, mientras que el número de varones ocupados con educación superior ha disminuido en 105.400 personas.

La tasa de desempleo de España ha alcanzado en el tercer trimestre de 2012 el 25 por ciento. Para los trabajadores con educación superior, la tasa de paro es del 15,1 por ciento, mientras que para las personas con educación primaria es del 38,5 por ciento. Asimismo, el 31,6 por ciento de las personas con formación secundaria incompleta no tienen empleo, así como el 24,5 por ciento de las tienen educación secundaria completa.